| Cómo participar

Información de interés para directores de informática

Contáctenos

El enigma de la complejidad

cambiar las reglas del juego simplificando la tecnología de la información
David Baum La innovación es una espada de doble filo. Los directores de informática cuentan con un grado cada vez mayor de automatización a la hora de respaldar las nuevas iniciativas empresariales, pero cada nuevo proyecto introduce otro nivel de complejidad. Con el tiempo, estos niveles sucesivos inhiben el progreso y ahogan la capacidad del equipo informático de hacer avanzar la empresa. Cuanto más complejo es el entorno informático, menos espacio queda para la innovación.

Según Gartner, en 2012, la organización media empleará el 63 por ciento de sus recursos informáticos en el funcionamiento del negocio, un 21 por ciento en hacer crecer la empresa y un 16 por ciento en transformar el negocio.1

¿Cómo permitir la innovación sin añadir complejidad?

Sonny Singh, vicepresidente sénior de Industries Business Unit de Oracle, cree que la respuesta está en rediseñar los componentes básicos clave de la tecnología de la información. Durante las últimas décadas, las empresas han comprado diferentes componentes tecnológicos a proveedores distintos, han ensamblado las piezas en sistemas personalizados y han contratado a informáticos especializados para mantener la infraestructura de hardware y software resultante. Estos sistemas personalizados generan entornos fragmentados —denominados a menudo silos de aplicaciones— que son difíciles de sincronizar, si en algún momento se consigue que funcionen correctamente.

Al abordar la complejidad y simplificar el entorno informático, los directores de informática están comprando más tiempo y recursos para generar valor para la empresa. Incluso un cambio modesto en los gastos informáticos para impulsar o transformar la empresa puede ser de ayuda. Desgraciadamente, según un estudio reciente de MIT Technology Review, entre un 70 y un 90 por ciento de las empresas actuales ni siquiera está cerca de realizar este pequeño cambio.2

La estrategia de Oracle para simplificar el entorno informático se basa en tres principios fundamentales:

  • Proporcionar a los clientes un paquete de tecnología completo totalmente integrado en el que el hardware y el software están diseñados para funcionar conjuntamente, desde aplicaciones hasta bases de datos y middleware, incluidos servidores y almacenamiento
  • Ofrecer a los clientes una selección de métodos de despliegue que incluya la implementación local, una gran variedad de opciones basadas en la nube (pública, privada e híbrida) y un modelo de software como servicio (SaaS) a petición
  • Proporcionar sistemas de ingeniería muy avanzados que ofrezcan más capacidad de procesamiento en menos espacio, lo que permite reducir la superficie de servidores y sistemas de almacenamiento sin perjudicar el rendimiento.

Ejemplo: sencillez a petición

Lojas Renner, la segunda cadena de grandes almacenes más importante de Brasil, ha aprovechado la oportunidad de satisfacer la demanda cada vez mayor de bienes de consumo para la creciente clase media de Brasil. Ha constituido un enorme desafío para el equipo de informática, que debe dar cabida a un aumento de 134 tiendas a 254 tiendas en un período de cuatro años. Adelantándose a los acontecimientos, Leandro Balbinot, director de informática de Lojas Renner, se percató de que su firma nunca conseguiría un crecimiento rentable con los sistemas informáticos existentes en la empresa. Lojas Renner había amasado un ingente volumen de datos de las tiendas, y era evidente que su arquitectura informática obsoleta no podía mantenerse. Además, los directivos no podían usar los datos para planificar la demanda de cada tienda. Los costes de inventario aumentaron porque no siempre podían saber qué tiendas vendían más unidades de una categoría y cuáles vendían más de otra.

Fue entonces cuando Balbinot y su equipo recurrió a Oracle para pedir ayuda. Después de una larga deliberación, eligieron la suite de Oracle de aplicaciones empresariales y para minoristas, proporcionadas como servicio a través de Oracle On Demand. Creyó que esta estrategia de SaaS permitiría al equipo informático de Balbinot centrarse en el crecimiento de la empresa en lugar de seguir manteniendo y actualizando sus sistemas internos, aplicaciones y procesos. Asimismo, el uso de aplicaciones a petición aceleraría el proceso de implementación de sistemas de información en las nuevas tiendas.

Estaba en lo cierto: usar esta solución en la nube tuvo el efecto deseado de aumentar la innovación y al mismo tiempo reducir la complejidad. Gracias a las funciones integradas de planificación de la demanda, reaprovisionamiento, planificación de la mercancía, tarificación y promociones, los directivos pueden crear una sola previsión para toda la empresa. Además, el personal que trata con las mercancías puede medir los hábitos de los clientes y modificar las ofertas de productos en función de los gustos locales. Lojas Renner ha sido capaz de satisfacer con precisión la demanda del mercado y reducir los recortes en un 20 por ciento. Esto, a su vez, ha reducido los costes de inventario y ha permitido a los compradores centrarse en los productos correctos de cada tienda. Las aplicaciones de Oracle Retail han ayudado a Lojas Renner a aumentar el margen bruto en un dos por ciento en un año y a conseguir un crecimiento rentable.

Historias como esta se están convirtiendo rápidamente en la regla en lugar de en la excepción. Con las aplicaciones Oracle On Demand y Oracle Cloud, los clientes no tienen que comprar el hardware y otra infraestructura física para dar soporte a estas aplicaciones, ni contratar a expertos informáticos para mantener los sistemas complejos en línea. Ellos simplemente compran aplicaciones mediante una suscripción, normalmente a través de un programa mensual. Y como Oracle controla la infraestructura subyacente, los directores de informática no necesitan realizar las inversiones de capital masivas asociadas normalmente a la instalación y mantenimiento de nuevos sistemas empresariales.

Reducción de la inversión de capital

Oracle está simplificando la informática no solo con sus muchas aplicaciones a petición y basadas en la nube, sino también diseñando hardware y software que funcionan al unísono, arremetiendo contra la vieja práctica del sector de juntar varios componentes diferentes para montar un sistema de información. Como proveedor de infraestructura, Oracle proporciona no solo el software de aplicación, sino también el hardware, la tecnología de base de datos y el middleware para poner en funcionamiento estas soluciones completas. Oracle también proporciona soluciones integrales de seguridad en la nube, integración y gestión que permiten a los clientes planificar, implementar y gestionar sus propias nubes privadas. Como Oracle es el propietario de todos los elementos del paquete de hardware y software que conforman la nube, los clientes pueden ampliar fácilmente sus sistemas de información. Los procesos de aprovisionamiento y equilibrio de carga ajustan dinámicamente la capacidad de computación en función del uso actual y previsto.

La bondad de estos servicios se puede resumir en una palabra: sencillez. Con la amplia gama de servicios en la nube, modelos de despliegue y sistemas de ingeniería de Oracle, los directores de informática pueden avanzar rápidamente con menos riesgo hacia la satisfacción de los objetivos de la empresa sin embarcarse en un proyecto informático importante.

“Desde el software hasta el hardware y desde las aplicaciones hasta los discos, hay una sinergia que comienza en el proceso de ingeniería”, explica Singh. “Es el conocimiento de que el todo es mayor que la suma de las partes, y es la idea subyacente en el paquete de tecnología integrado de Oracle: el hardware y el software diseñados para que funcionen conjuntamente de una forma que nunca antes se había hecho”.

Tres pasos hacia la sencillez informática

La gestión de entornos informáticos complejos consume recursos que se podrían utilizar para hacer avanzar la empresa. Cuanto más complejo es el entorno informático, menos espacio queda para la innovación, y mayor es la dificultad de conseguir la agilidad necesaria para responder a un entorno empresarial dinámico. En muchos casos, invertir esta tendencia y reducir los costes generales es un proceso de tres pasos:

Estandarizar – Limitar el número de plataformas de hardware, configuraciones de software y servicios informáticos que mantiene la empresa puede reducir la cantidad de tiempo y dinero necesarios para procurar, aprovisionar e instalar recursos informáticos diferentes, y puede eliminar la complejidad de mantener sistemas heterogéneos. La estandarización sobre un conjunto común de componentes básicos permite a la organización informática implementar rápidamente configuraciones predefinidas. En lugar de contratar a personal con conocimientos de una plataforma informática o de almacenamiento específica, puede crear una fuerza de trabajo con conocimientos comunes intercambiables capaz de ofrecer servicios informáticos eficaces y rentables.

Consolidar – Para muchas organizaciones, la consolidación es el primer paso en el camino hacia la computación en la nube. Las nuevas tecnologías de hardware y los sistemas de ingeniería ofrecen más capacidad de procesamiento en menos espacio, lo que permite reducir la superficie de servidores y sistemas de almacenamiento sin perjudicar el rendimiento. Puede consolidar sistemas operativos, bases de datos y aplicaciones para simplificar la capacidad de gestión en general. Puede incluso consolidar tipos diferentes de cargas de trabajo en un solo servidor. La eficacia operativa mejorada que consigue al consolidar los componentes del centro de datos le ayuda a eliminar duplicados y a simplificar la gestión de recursos, lo que se traduce en un importante ahorro en los costes. Los sistemas de ingeniería ofrecen las bases para el uso compartido de recursos y una plataforma ideal para la virtualización.

Permitir el uso compartido de recursos informáticos”– Cada vez que tiene un servidor dedicado a un solo sistema operativo y aplicación, está inevitablemente infrautilizando un activo. Con las tecnologías de virtualización y clústeres de Oracle, las organizaciones informáticas pueden agrupar el hardware y software en recursos compartidos que se pueden asignar según sea necesario para equilibrar la oferta y la demanda y aumentar el uso de recursos. Sustituir los silos físicos del centro de datos por recursos virtuales compartidos implica poder agregar fácilmente capacidad de procesamiento, almacenamiento y red —en lugar de hardware adicional— cuando cambian las cargas de trabajo. Esta es la base natural de una nube privada, y menos hardware significa menos espacio del centro de datos y menor energía usada.

Diseño de todas las capas

Al diseñar cada capa del paquete de tecnología, Oracle permite la integración extrema entre diferentes dimensiones.

Paquete de tecnología integrado

Oracle proporciona un paquete de tecnología completo totalmente integrado en el que el hardware y el software están diseñados para funcionar conjuntamente, desde aplicaciones hasta bases de datos y middleware, incluidos servidores y almacenamiento

1“IT Metrics: IT Spending and Staffing Report, 2012,” Enero de 2012.

2“Using IT to Drive Innovation,” Erik Brynjolfsson, MIT Technology Review, 2011


software.hardware.complete