No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para encontrar lo que busca:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Comience una nueva búsqueda.
Comunicarse con nosotros Iniciar sesión en Oracle Cloud

¿Qué es la informática sin servidor?

En un mundo tecnológico en constante cambio, puede resultar difícil mantenerse al día. Un término que tal vez hayas escuchado mucho es "sin servidor". Pero, ¿qué significa? ¿Cuáles son sus ventajas?

Actualmente, tan solo el 35 % de las personas que trabajan sobre el terreno no utilizan plataformas sin servidor de un modo u otro. Y al recurrir a la informática sin servidor los principales actores del sector tecnológico, esta seguirá expandiéndose.

Esta guía desglosa todo lo que necesitas saber sobre informática sin servidor, incluyendo cómo funciona y algunas de sus ventajas.

Sigue leyendo para descubrir el poder de esta tecnología informática.

Definición de la informática sin servidor

En términos sencillos, la informática sin servidor es una forma de ejecutar código sin preocuparse por los servidores.

En el pasado, si deseabas ejecutar código, debías configurar y mantener tu servidor físico (o clúster de servidores). Sin embargo, mantener servidores requiere contratar costosos ingenieros para que todo funcione. Con la informática sin servidor, no tienes que preocuparte por nada de todo eso. Cargas tu código y dejas que otras personas se encarguen de la infraestructura.

Cómo funciona la informática sin servidor

Existen distintas formas de lograr trabajar con informática sin servidor, pero la más popular son las llamadas "funciones como servicio" (FaaS).

Para que el código se ejecute en una plataforma de FaaS, como la de Oracle, primero debes crear una función. Una función es un pequeño fragmento de código que se ejecutará en respuesta a un evento. Por ejemplo, si estás creando un sitio web para compartir fotos, tal vez exista una función que se ejecute cada vez que alguien cargue una nueva foto.

Una vez creada la función, debes desplegarla en una plataforma de FaaS. Generalmente, esto se lleva a cabo mediante la línea de comandos o un plugin de entorno de desarrollo integrado (IDE). Después de desplegarse, tu proceso está listo para ejecutarse. Cuando alguien activa el evento (por ejemplo, cargando una nueva foto), la función se ejecuta, eliminando la necesidad de configurar y gestionar servidores.

Existen muchas plataformas de FaaS diferentes, cada una con su propio conjunto de funciones y opciones de precios. Oracle es una de las más conocidas.

Ventajas de la arquitectura sin servidor

Una de las principales ventajas de una arquitectura sin servidor es que ya no tendrás que preocuparte por los servidores. La ausencia de servidores puede suponer un gran alivio para las pequeñas empresas y los desarrolladores que trabajan en solitario y no disponen de tiempo ni recursos para gestionar su propia infraestructura.

Otra ventaja importante es la escalabilidad. Con el alojamiento tradicional, debes planificar los períodos de máximo tráfico y asegurarte de disponer de suficientes servidores para manejar la carga. Con la arquitectura sin servidor, todo esto se hace por ti. La plataforma de FaaS escala tu función vertical u horizontalmente según sea necesario, lo que te ahorra mucho dinero a largo plazo.

Uno de los aspectos más atractivos de la informática sin servidor es su modelo de precios de pago por consumo. En el alojamiento tradicional, debes pagar por cierta cantidad de recursos, tanto si los utilizas como si no. Sin embargo, con la arquitectura sin servidor, solo pagas por los recursos que utilice tu función. Si tu negocio presenta patrones de tráfico irregulares o impredecibles, verás ahorros significativos.

¿Qué son los contenedores sin servidor?

Los contenedores sin servidor son contenedores desplegados en una plataforma de FaaS. Estos contenedores permiten empaquetar el código y las dependencias en una sola unidad, lo que facilita el despliegue y la gestión de tu función.

Los contenedores sin servidor ofrecen algunas ventajas con respecto a las funciones tradicionales. En primer lugar, te permiten incluir dependencias sin código (como bibliotecas o marcos) en tu proceso. Las dependencias sin código son útiles si utilizas un lenguaje que no soporta correctamente el empaquetado de código (como Golang). En segundo lugar, los contenedores sin servidor pueden facilitar la creación de funciones complejas sin servidor. Si necesitas utilizar varios lenguajes o ejecutar numerosos procesos, los contenedores sin servidor pueden facilitar su gestión.

Aunque los contenedores sin servidor ofrecen algunas ventajas, no son adecuados para cualquier situación. En primer lugar, pueden resultar más costosos que las funciones tradicionales, ya que pagas por el tiempo de ejecución del contenedor además de por el propio proceso. En segundo lugar, la depuración y la solución de problemas pueden ser más difíciles en el caso de los contenedores sin servidor. Si algo sale mal, es posible que te resulte más complicado averiguar lo que pasó.

Entonces, ¿debo utilizar contenedores sin servidor? Depende de tus necesidades. Si estás creando una función simple, una función tradicional será suficiente. Sin embargo, si estás desarrollando una aplicación compleja o requieres la flexibilidad de un contenedor, los contenedores sin servidor podrían ser una opción más adecuada.

Informática sin servidor frente a informática en la nube

La primera generación de informática en la nube permitió a las empresas alquilar espacio de servidor externo, siendo el proveedor el responsable de todo el espacio de servidor y de la infraestructura.

Sin embargo, los proveedores no pueden predecir los picos de tráfico de los clientes y, dado que cobran a estos por los límites de datos que superan, un pico de tráfico puede ser un evento costoso.

Para reducir el riesgo de interrupciones o recargos debidos a picos de tráfico, la mayoría de las empresas compran un margen de espacio adicional en el servidor. Este espacio permanece inactivo la mayor parte del tiempo, lo que genera costos adicionales para el cliente. También supone mucha capacidad inutilizada en el mundo de los servidores.

La informática sin servidor resuelve este problema facturando a los clientes en función de su uso real. Esto equivaldría a pasar de una tarifa plana en la factura del agua a una que te cobrara en función de la cantidad de agua que consumas. Es lo que también se conoce como pago por consumo.

Los desarrolladores agradecen poder centrarse en el desarrollo de front-end. Las empresas ahorran dinero y ganan eficiencia. Y el escalado automático también resulta más sencillo. En las condiciones adecuadas, es una solución que beneficia a todos.

¿Cuáles son las ventajas de la informática sin servidor?

Ya hemos detallado algunos de los beneficios de la informática sin servidor. Es más rentable para las empresas pequeñas. Analicemos más de cerca algunas de estas ventajas.

No se necesitan servidores

Una de las principales ventajas de un marco sin servidor es que ya no tienes que preocuparte por los servidores. No preocuparse por los servidores supone un gran alivio para las pequeñas empresas y los desarrolladores que trabajan en solitario y no disponen de tiempo ni recursos para gestionar su propia infraestructura.

Escalabilidad automática

Con el alojamiento tradicional, debes planificar los períodos de máximo tráfico y asegurarte de disponer de suficientes servidores para manejar la carga. Con la arquitectura sin servidor, todo esto se hace por ti. La plataforma de FaaS escala tu función vertical u horizontalmente según sea necesario.

Modelo de precios de pago por consumo

Tal vez uno de los aspectos más atractivos de la informática sin servidor sea su modelo de precios de pago por consumo. En el alojamiento tradicional, debes pagar por cierta cantidad de recursos, tanto si los utilizas como si no. Con la arquitectura sin servidor, solo pagas por los recursos que utilice tu función.

Configuración flexible

Otra ventaja de la informática sin servidor es su flexibilidad. El alojamiento tradicional limita los recursos disponibles en la plataforma, pero con las plataformas de FaaS, gozas de mayor control sobre el comportamiento de tu función. Puedes seleccionar los lenguajes que deseas utilizar, las dependencias que necesitas, e incluso el entorno de tiempo de ejecución.

Informática sin servidor frente a PaaS e IaaS

Entonces, ¿cómo se compara la arquitectura sin servidor con otros tipos de alojamiento? Cada uno tiene sus ventajas y desventajas específicas.

PaaS

La plataforma como servicio (PaaS) es una categoría de informática en la nube que proporciona una plataforma para desarrollar y desplegar aplicaciones. Las plataformas de PaaS suelen ofrecer todo lo que necesitas para empezar, incluido el entorno de tiempo de ejecución, las bibliotecas y los marcos.


¿Cuál es mejor para mí? Depende de tus necesidades y de tu nivel de experiencia. Si eres principiante, una solución de PaaS podría ser la mejor opción. Pero si eres un desarrollador experimentado, podría ser mejor la IaaS.

La arquitectura sin servidor se encuentra a medio camino de estas dos opciones. Ofrece algunas de las ventajas de las soluciones de PaaS e IaaS, y es una buena opción para empresas que necesitan más flexibilidad que la que les brinda la PaaS, pero no desean gestionar todos los aspectos por sí mismas.

¿Cuál es el futuro de la informática sin servidor?

El panorama de la informática sin servidor está cambiando constantemente a medida que evolucionan las características y funcionalidades de las plataformas existentes. Entonces, ¿qué le depara el futuro a la informática sin servidor?

Algunos expertos prevén que la informática sin servidor superará con el tiempo a la PaaS y la IaaS como opción preferida para los servicios en la nube. Otros creen que se convertirá en una función estándar de las plataformas de PaaS e IaaS. Y otros piensan que seguirá siendo una solución particular para casos de uso específicos.

Una cosa es segura sin embargo: las aplicaciones sin servidor tienen ante sí un futuro muy prometedor. A medida que más empresas descubran las ventajas de este enfoque de la informática en la nube, podemos esperar una adopción aún mayor en los próximos años.