No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para encontrar lo que busca:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Comience una nueva búsqueda.
Comunicarse con nosotros Iniciar sesión en Oracle Cloud

¿Qué es una nube híbrida?

Definición de nube híbrida

¿Qué es una nube híbrida? El término hace referencia a la mezcla eficaz de servicios locales, de nube privada y de nube pública (como Oracle Cloud), que trabajan juntos a la perfección para potenciar toda una organización. Esta configuración es flexible según los requisitos y puede incluir activos privados y otras aplicaciones, todo con el objetivo de equilibrar las posibles variables, desde el uso de recursos hasta la compatibilidad con aplicaciones heredadas. En muchos casos, la computación en la nube híbrida ofrece la solución perfecta entre las ventajas de la moderna tecnología en la nube y las limitaciones prácticas de las capacidades en la nube, como cuando se trata de la computación de alto rendimiento. También permite a las organizaciones tener un enfoque por fases para la adopción de la nube pública para sus necesidades de transición, en función del hardware heredado, los datos propios y otros motivos potenciales.

Vista en miniatura de video “Qué es la nube híbrida?”

Con una nube híbrida, las organizaciones aprovechan al máximo ambos mundos en un entorno flexible capaz de adaptarse a sus necesidades específicas. Entre las ventajas de las soluciones de nube híbrida se incluyen:

  • Mayor control sobre la gestión de recursos
  • Despliegue más rápido de aplicaciones
  • Implementación y ejecución de seguridad más sólidas
  • Escalabilidad flexible y aprovisionamiento más rápido
  • Optimización de costos y recursos

Elementos de las soluciones de nube híbrida

¿Qué implica una solución de nube híbrida? Los elementos en la nube y locales suelen existir de forma independiente, y el proceso de establecer una nube híbrida consiste en crear un entorno sin fisuras que una de forma armoniosa a estas dos partes. Para ello, deben tenerse en cuenta los siguientes elementos:

Gestión unificada:

El hardware local y las redes en la nube tienen asociadas diferentes herramientas de gestión. Al unificar la infraestructura con un modelo híbrido, los datos y los recursos se gestionan en una única plataforma.

Arquitectura consistente:

En algún momento, es probable que todas las empresas tengan alguna parte de su red en la nube. Aquí es donde se dirige la curva tecnológica. En un entorno híbrido, esto significa que el hardware local antiguo tendrá que funcionar sin problemas con los elementos en la nube. Mediante el uso de una arquitectura consistente para gobernar, las organizaciones podrán trabajar en ambos lados de forma portátil y flexible. Las implementaciones simétricas también se pueden utilizar durante la migración o la configuración de recuperación ante desastres.

Inteligencia artificial y aprendizaje automático:

Una nube híbrida puede maximizar verdaderamente los recursos en toda la empresa gracias a la automatización basada en inteligencia artificial y el aprendizaje automático. De esta forma, se eliminan los errores humanos en las tareas repetitivas, al tiempo que se activa el mantenimiento predictivo y la regulación normativa.

imagen de nube híbrida

¿Quién utiliza la computación en la nube híbrida?

La computación en la nube híbrida funciona muy bien para una serie de propósitos específicos. Estos suelen incluir situaciones en las que los datos tienen limitaciones o requisitos específicos en relación con el almacenamiento, el procesamiento, la seguridad u otras necesidades únicas. Para estas organizaciones, la computación en la nube híbrida responde a diversas necesidades, como:

Necesidades normativas especiales:

Es posible que algunas organizaciones tengan que trabajar con normativas especiales basadas en variables como el tiempo de respuesta, la seguridad y la accesibilidad geográfica. Una nube híbrida proporciona flexibilidad a la hora de crear una estrategia de datos que pueda adaptarse a esto, con las necesidades generales de datos colocadas en una nube pública y los datos bajo restricciones normativas mantenidas en configuraciones locales estratégicas.

División de datos:

Algunos conjuntos de datos incluyen información confidencial, privada o propia. La información que se considera de este tipo incluye datos financieros, datos confidenciales de clientes o registros médicos. Sin embargo, la mayor parte de los datos de aplicación u organización pueden no llevar necesariamente estos mismos requisitos. Una nube híbrida permite realizar esta separación, datos confidenciales en una nube privada con fines de seguridad y el resto de los datos en una nube pública para un procesamiento y almacenamiento eficientes.

Cargas de trabajo dinámicas:

La escalabilidad es una preocupación común en la planificación de datos empresariales, pero solo algunas organizaciones tienen que lidiar con la escalabilidad de forma regular e incluso diaria. En estas situaciones, las cargas de trabajo dinámicas crean necesidades de recursos cambiantes, generalmente solo con un subjuego de datos u operaciones. La computación en la nube híbrida crea una solución flexible que pone las necesidades de recursos estables en una configuración, a la vez que pone cargas de trabajo dinámicas en una nube pública para una ampliación rentable según sea necesario.

Ventajas de la computación en la nube híbrida

Las soluciones locales incluyen limitaciones como el mantenimiento del hardware y el cumplimiento normativo en todos los activos individuales. Las redes en la nube tienen sus propias limitaciones, como posibles problemas de latencia al abordar procesos que exigen muchos recuros. Las soluciones en la nube híbrida ofrecen un equilibrio entre estas dos opciones, lo que permite a las organizaciones crear un diseño de nube híbrida específico para maximizar sus propias necesidades. Los beneficios incluyen:

Gestión coherente:

Con la computación en la nube híbrida, se utilizan soluciones tanto locales como en la nube. Sin embargo, las aplicaciones, las bases de datos y los componentes se rigen por un único paraguas de gestión de datos, lo que permite un enfoque unificado y simplificado que permita la interoperabilidad.

Automatización:

Las redes en la nube suelen incluir conectividad y capacidades más sólidas para proporcionar automatización en los procesos. En una nube híbrida, los segmentos que utilizan los elementos en la nube pueden aprovechar estas funciones. Esto también ayuda con los planes para la futura implementación completa en la nube al ofrecer a los responsables de TI una sensación de lo que será posible en términos de automatización una vez que todo pase a la nube.

Control:

Si bien las redes en la nube ofrecen muchas ventajas, la realidad es que comprometen a tu organización con terceros. Al emplear una solución en la nube híbrida, es posible segmentar y partir los diversos elementos de tu configuración específica entre la gestión local y en la nube. Por ejemplo, todo lo que se necesite ampliar rápidamente puede estar en la nube, mientras que los datos que requieren una seguridad única pueden permanecer en el entorno local.

Seguridad:

Tanto los componentes locales como los de la nube tienen sus ventajas con respecto a la seguridad de los datos. El entorno local permite que los datos se queden detrás de un firewall local, lo que garantiza que los datos confidenciales o propios reciban la máxima protección. Las redes en la nube ofrecen ventajas, como políticas de seguridad unificadas y la implementación masiva de actualizaciones. Con la computación en la nube híbrida, los elementos únicos y específicos de una organización pueden evaluarse bajo el microscopio de la tolerancia al riesgo y, por lo tanto, asignarse en consecuencia.

Optimización de recursos:

Las soluciones de nube híbrida ofrecen la capacidad de crear una configuración específica que maximiza el potencial de los componentes locales y en la nube. En última instancia, esto crea una situación en la que tanto los costos como los recursos se optimizan para las capacidades de cualquiera de las plataformas. Un ejemplo de esto proviene de la manera como se utiliza la potencia informática. En este caso, supongamos que la mayor parte de los procesos de una organización se encuentran bajo el uso de recursos estándar; por lo tanto, se pueden asignar a la parte en la nube para mantener los costos bajos. Por otro lado, los procesos de alto nivel de recursos informáticos se pueden mantener con el hardware local diseñado para manejar esas tareas sin necesidad de utilizar otros recursos, o bien de crear la necesidad de ampliar de forma repentina la potencia informática. Este equilibrio optimiza el presupuesto al tiempo que mantiene una experiencia de usuario constante en términos de velocidad y disponibilidad.

Casos de uso de la nube híbrida

Una nube híbrida es la solución inteligente para una serie de situaciones. Los siguientes casos de uso muestran algunas de las maneras de utilizar con mayor eficacia la computación en la nube híbrida.

Recuperación ante desastres:

Con las soluciones de nube híbrida, la recuperación ante desastres se puede ajustar para satisfacer las necesidades únicas de una organización. Esto crea una solución simplificada que reduce los requisitos de ancho de banda y espacio de almacenamiento local a la vez que optimiza el proceso de copia de seguridad. En el caso de los datos propios almacenados localmente, garantizando una recuperación eficaz y rápida. Esto finalmente permite la continuidad al tiempo que se maximiza la eficiencia, que llega solamente en una configuración híbrida.

Migración de la carga de trabajo:

Una solución en la nube híbrida puede ser una configuración temporal que permite realizar migraciones a una nube permanente. En algunos casos, una migración a la nube empresarial podría tardar meses. El uso de una nube híbrida como medio de transición permite una transición por fases con un rollback sencillo y seguro, todo ello con un nivel de flexibilidad incorporado en el proceso que también minimiza o incluso elimina el tiempo de inactividad.

Ciclo de vida de desarrollo:

Los recursos necesitan un cambio durante el ciclo de vida de desarrollo. Durante la fase de prueba, se necesitarán ciertos recursos que no serán necesariamente requeridos para versiones beta o incluso durante el lanzamiento. En un entorno de nube híbrida, estos recursos se pueden ampliar según corresponda en función de las necesidades de cada fase. Esto permite flexibilidad durante todo el ciclo de vida, sin necesidad de revisar el hardware o las configuraciones.

Enfoque de solución:

Aunque se pueden migrar muchos recursos, aplicaciones y herramientas a la nube, algunos simplemente requieren los recursos de un entorno local. La computación en la nube híbrida soporta estas circunstancias, con la ventaja de permitir que una organización se mueva a la nube a su propio ritmo.

Casos de clientes en la nube híbrida

Logotipo de 7-Eleven

7-Eleven le confía su recuperación ante desastres global a Oracle

En Norteamérica, el grupo de infraestructura empresarial de 7-Eleven supervisa la infraestructura para las aplicaciones principales del centro de soporte de la región. El negocio depende de su amplia presencia tecnológica, que incluye Exadata para soportar sus aplicaciones esenciales, incluido E-Business Suite. El entorno de infraestructura de 7-Eleven no tenía ninguna recuperación ante desastres (DR) para estas aplicaciones de negocio esenciales. Si se produjera una verdadera catástrofe, no habría instancias de recuperación ante desastres que pudiera recuperar. La compañía también quería reducir el costo total de la propiedad de la infraestructura que soporta sus aplicaciones de producción, pero con el mismo rendimiento y alta disponibilidad. Además, la empresa tenía la misión de modernizar la TI y experimentar una transformación digital. La migración a la nube sería el marco fundamental de esta iniciativa estratégica.

Soluciones de nube híbrida

Ofrecemos una serie de soluciones para ayudar a las organizaciones a pasar de una configuración local a una nube híbrida. Obtén más información sobre cómo los expertos de Oracle pueden examinar tus necesidades específicas y tu hardware para ayudar a establecer una nube híbrida diseñada para aprovechar al máximo tus datos.