No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para encontrar lo que busca:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Comience una nueva búsqueda.
Comunicarse con nosotros Iniciar sesión en Oracle Cloud

DevOps: ¿qué es y para qué sirve?

DevOps: ¿qué es y para qué sirve? En pocas palabras, DevOps es una combinación de dos áreas que normalmente se tratan por separado: el desarrollo y las operaciones. Esta es la definición de DevOps. Su razón de ser es todavía más sencilla. Una metodología de desarrollo estandarizada, una comunicación clara y procesos documentados compatibles con una plataforma de middleware probada y basada en estándares mejoran los ciclos de desarrollo y gestión de las aplicaciones, aportan agilidad y proporcionan mayor disponibilidad y seguridad a tu infraestructura de TI. Ante todo, DevOps conecta personas, productos y procesos, y en última instancia, vincula la TI al negocio.

DevOps: aunando el desarrollo a las operaciones

Desarrollo:

Infraestructura necesaria para unificar el proceso de desarrollo, desde el uso compartido de activos hasta la escritura de código y algoritmos para aplicaciones empresariales que pueden aprovechar capacidades avanzadas, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, contenedores y funciones sin servidor. Además, las pruebas, el archivado, el seguimiento de bugs y otras tareas críticas se gestionan en la fase de desarrollo, todo mientras se avanza hacia el momento del lanzamiento. Entre las herramientas más utilizadas para el desarrollo se encuentra Git para añadir código y Github o Bitbucket para gestionar los repositorios de código.

Operaciones:

Una vez que se despliega una aplicación, las operaciones entran en acción para solucionar los desafíos empresariales que presentan las plataformas en la nube. Este ámbito se encarga de problemas como la seguridad del usuario, la gestión de las bases de datos, la escalabilidad para las cargas de trabajo de producción y la aplicación de parches de aplicaciones. Algunas herramientas comunes utilizadas para las operaciones son Terraform, Ansible, Puppet y Chef, que sirven para gestionar la infraestructura y las configuraciones.

En muchas organizaciones, estás dos áreas están separadas. DevOps aúna el desarrollo y las operaciones para crear una infraestructura unificada que maximice la productividad. A fin de respaldar ambos lados de la ecuación, la infraestructura debe ser ágil, flexible y escalable, con aportaciones e integraciones en materia de seguridad y garantía de calidad compartidas entre desarrolladores y administradores de operadores/sistemas.

El resultado es un modelo eficiente que aprovecha al máximo los recursos y se ajusta al ritmo cada vez más frenético del desarrollo de software; algo que resulta complicado de mantener con el proceso tradicional de desarrollo de software. En última instancia, un modelo sólido de DevOps permite a las empresas solucionar problemas, impulsar el crecimiento de los usuarios y servir mejor a los clientes para que puedan desarrollar e iterar con más rapidez los productos de software.

Ciclo DevOps ágil

¿Cómo puede acelerar DevOps el desarrollo de tus productos?

En los últimos veinte años, las empresas han evolucionado gradualmente para integrar el software en casi todas las áreas: finanzas, entretenimiento, consumo, cadena de suministro y mucho más. En cada uno de estos ámbitos se ha producido una clara integración del software y los datos, y a medida que esta se consolida, las consecuencias en el rendimiento y la fiabilidad son mayores. Un solo fallo o interrupción de la disponibilidad podría afectar a innumerables usuarios y tener un impacto negativo millonario en términos de ingresos.

DevOps y DevSecOps proporcionan un medio para satisfacer la necesidad del ciclo de vida del desarrollo de software (SDLC) de proporcionar integración y entrega continuas (CI/CD). La integración del desarrollo, las operaciones y la seguridad aporta ventajas prácticas a los recursos, al tiempo que permite una comunicación y colaboración más rápidas en todo el ciclo de vida. La capacidad de establecer un nexo de unión entre estos ámbitos y acortar el ciclo de vida general del desarrollo de software, da sentido y valor a DevOps, sea cual sea el sector.

Ventajas de DevOps

La adopción de DevOps para apoyar todo el ciclo de vida del desarrollo de software, haciendo hincapié en la agilidad y la eficiencia independientemente de la función, proporciona una serie de ventajas:

  • Mayor rapidez: en un modelo de DevOps ágil, la tecnología se optimiza según las necesidades reales del ciclo de vida. En muchos casos, DevOps utiliza aprendizaje automático de vanguardia e inteligencia artificial para acelerar este proceso. De hecho, un término recientemente acuñado, AIOps, refleja este uso de la inteligencia artificial en las operaciones de TI. DevOps también impulsa la automatización y la integración/entrega continuas, liberando al capital humano de las tareas manuales para que pueda centrarse en la innovación. Por lo que respecta al desarrollo, los ingenieros pueden alcanzar sus objetivos en cuanto al código con mayor rapidez o colaborar de forma más eficaz. Por lo que respecta a las operaciones, los administradores de sistemas pueden aprovechar los marcos de automatización para aprovisionar y actualizar fácilmente nuevas aplicaciones e infraestructura.
  • Calidad: al impulsar la velocidad, DevOps abre nuevas rutas para obtener mayor calidad y fiabilidad. Esto comienza en el desarrollo, con una colaboración más rápida y mejores herramientas para la solución de problemas y la integración. En las operaciones, con actualizaciones más pequeñas y frecuentes se consigue una mayor estabilidad, lo que aumenta la calidad general de la experiencia para la base de usuarios.
  • Seguridad: el uso de DevOps proporciona varias capas diferentes para mejorar la seguridad general. Desde una perspectiva funcional, DevOps incluye a veces la integración de los equipos de seguridad. Esto crea un modelo a veces denominado DevSecOps, que equilibra igualmente la seguridad junto a las necesidades operacionales y de desarrollo. Más concretamente, la velocidad de DevSecOps permite la aplicación rápida de parches, auditorías y análisis impulsados por la inteligencia artificial, la automatización del cumplimiento normativo y la gestión automatizada de los recursos.
  • Escalabilidad: con recursos ágiles, automatización y capacidad para sostener todo el ciclo de vida de desarrollo de software, la infraestructura está preparada para ampliarse según sea necesario. Al repercutirse el escalado en muchos componentes distintos, aplicar una visión global de la tecnología ayuda a conseguirlo de manera eficiente mientras se gestiona todo el sistema, desde la administración de recursos hasta la implementación de parches.

¿Qué son la integración y la entrega continuas (CI/CD)?

La entrega rápida del software es esencial para ejecutar tus aplicaciones en la nube de manera eficiente. La integración continua (CI) se refiere la fusión frecuente de software nuevo mediante una única línea de código. La entrega continua hace referencia a la producción de software empaquetado fuera de código en ciclos frecuentes. Del mismo modo, el despliegue continuo conlleva el despliegue del software empaquetado en una plataforma de tiempo de ejecución en ciclos periódicos. La aparición de la integración y la entrega continuas ha modernizado drásticamente el proceso tradicional de desarrollo de aplicaciones. El proceso basado en la integración y la entrega continuas incluye DevOps, esto es, un cambio de paradigma que reúne a desarrolladores, ingenieros de control de calidad y gerentes de operaciones en una sola plataforma.

Pero, ¿existe aún margen de mejora en el proceso de desarrollo de aplicaciones basadas en la integración y la entrega continuas? El enfoque más moderno consiste en utilizar la contenedorización para incrementar la flexibilidad y las ventajas.

Integración continua (CI):

Para garantizar la entrega continua de software, la medida más importantes es la integración continua (CI). La integración continua es una práctica de desarrollo en la que los desarrolladores validan sus cambios de código (normalmente pequeños y progresivos) en un repositorio de fuente centralizado, que emite un juego de compilaciones y pruebas automatizadas. Este repositorio permite a los desarrolladores capturar los bugs en fases tempranas y de forma automática antes de pasarlos a producción. El pipeline de CI suele implicar una serie de pasos, desde la validación de código hasta la realización de un análisis de código estático/de lint automatizado básico, la captura de dependencias y, por último, la creación del software y la realización de algunas pruebas de unidad básicas antes de crear un artefacto de compilación. Los sistemas de gestión de código fuente, como Github, Gitlab, etc., ofrecen una integración de webhooks a la que las herramientas de integración continua como Jenkins pueden suscribirse para empezar a ejecutar compilaciones y pruebas automatizadas después de cada reposición de código.

Entrega continua (CD):

La entrega continua comienza dónde termina nuestra integración continua. La CD automatiza la entrega de aplicaciones a entornos de infraestructura en la nube. La mayoría de los equipos trabajan con múltiples entornos de desarrollo y comprobación distintos del servidor de producción principal. La entrega continua garantizará una forma automatizada de introducir los cambios de código nuevos y probados en todos los entornos en la nube.

DevOps y desarrolladores

Los desarrolladores no solo participan en la fase de codificación del ciclo de vida de desarrollo de software de integración y distribución continuas. Gracias a la experiencia, la intuición y los éxitos anteriores, los desarrolladores ayudan a supervisar el ciclo de integración y distribución continuas. Dado que los detalles de DevOps pueden depender de la pila de tecnología utilizada, no dejes de visitar DevOps y Developer para considerar cuál de las ofertas de Oracle encaja mejor en tu caso de uso.