No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para poder encontrar lo que está buscando:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Pruebe con una de las búsquedas populares que se muestran a continuación.
  • Comience una nueva búsqueda.
Tendencias de preguntas

¿Qué es IaaS, o infraestructura como servicio?

Infraestructura como servicio (IaaS) es un tipo de modelo de servicio de Cloud Computing en el que los recursos de computación se alojan en la nube. Las empresas pueden usar el modelo IaaS para trasladar parte o la totalidad de su uso de la infraestructura de centro de datos in-situ o localizada a la nube, donde será propiedad de un proveedor de nube y estará administrada por este. Entre estos elementos de infraestructura se pueden incluir hardware de computación, red y almacenamiento, así como otros componentes y software.

En el modelo IaaS, el proveedor de la nube posee y opera tanto el hardware como el software y también posee o alquila el centro de datos. Si tiene una solución IaaS, alquilará los recursos como la computación o el almacenamiento, los aprovisionará cuando sea necesario y pagará por los recursos que consuma su organización. En el caso de algunos recursos como la computación, pagará por los recursos que use. En otros, como el almacenamiento, pagará por la capacidad.

¿Cómo funciona IaaS?

En un modelo típico de IaaS, una empresa de cualquier tamaño consume servicios como computación, almacenamiento y bases de datos de un proveedor de nube. Ese proveedor ofrece dichos servicios mediante el alojamiento de hardware y software en la nube. La empresa ya no tiene que adquirir y gestionar su propio equipo o espacio para albergar el equipo, y el coste pasa a ser un modelo de pago por uso. Si la empresa necesita menos recursos, paga menos. A medida que crece, puede aprovisionar recursos de computación adicionales y otras tecnologías en cuestión de minutos.

En un escenario tradicional on-premises, la empresa gestiona y mantiene su propio centro de datos. La empresa debe invertir en servidores, almacenamiento, software y otras tecnologías y contratar a personal o proveedores de TI para que adquieran, administren y actualicen todos los equipos y licencias. El centro de datos debe crearse de manera que satisfaga la demanda máxima, aunque, en ocasiones, las cargas de trabajo disminuyan y dichos recursos permanezcan inactivos. Por el contrario, si el negocio crece rápidamente, el departamento de TI podría no dar abasto.

¿En qué se diferencia IaaS de otros tipos de servicios en la nube?

La infraestructura en la nube incluye, como mínimo, computación clave, almacenamiento y recursos de red. Más recientemente, también ha llegado a incluir servicios de nivel superior (en ocasiones conocidos como plataforma como servicio [PaaS]) como bases de datos relacionales y NoSQL, procesamiento de datos en tiempo real y por lotes, canales y servicios para desarrolladores, contenedores y funciones. A diferencia del software como servicio (SaaS), IaaS no está dirigido al usuario final habitual. IaaS está dirigido al personal de TI de aplicaciones, operaciones de TI, DevOps, administradores de sistemas y bases de datos y desarrolladores de todo el paquete.

 

 




¿Por qué es importante IaaS?

IaaS proporciona cuatro ventajas clave que permiten a las empresas avanzar más rápido y alcanzar sus objetivos de transformación digital.

  • IaaS reduce el tiempo y el coste del aprovisionamiento y escalado de entornos para DevTest y producción. De esta forma, los desarrolladores y equipos de DevOps tienen más libertad para experimentar e innovar.
  • Al lograr que los servicios informáticos estén disponibles bajo demanda, IaaS permite a las empresas escalar o desescalar su infraestructura según sea necesario, pagando solo por lo que utiliza por hora, día o mes, al tiempo que abarca una escala máxima superior a la que admiten la mayoría de los entornos in-situ.
  • IaaS puede ofrecer a las empresas acceso a equipos y servicios nuevos y mejorados (como los últimos procesadores, almacenamiento, hardware de red y orquestación de contenedores), que muchas empresas no podían permitirse adquirir on-premises o a los que no podrían acceder de manera tan rápida.
  • IaaS está disponible en la mayoría de las regiones geográficas, con presencia regional cerca de grandes núcleos urbanos, lo que permite a las empresas aumentar su presencia online de forma más rápida.

El cambio a un modelo IaaS puede transformar las empresas, especialmente sus departamentos de TI. En lugar de dedicar gran parte de su tiempo a gestionar y dar soporte a la infraestructura on-premises, el personal de TI puede dedicar más horas a actividades de alto valor que aumenten la eficiencia y productividad del negocio. El modelo de pago por uso también reduce los errores de previsión y mantiene los costes alineados con las necesidades reales.

¿Quién usa las soluciones de infraestructura como servicio?

IaaS es cada vez más popular en todas las industrias y sus diferentes usos va en aumento. La base de usuarios clave de IaaS incluye operadores de TI, personal de TI de aplicaciones, equipos de DevOps, administradores de sistemas y bases de datos y desarrolladores completos en las empresas que compilan y ejecutan aplicaciones. También lo utilizan las empresas que desean una infraestructura de nube flexible que admita sus aplicaciones ERP, financieras, de cadena de suministro y otras aplicaciones internas.

En un principio, los principales usuarios de IaaS eran organizaciones nativas de la nube para cargas de trabajo temporales, experimentales o que podían cambiar inesperadamente. En la actualidad, muchas grandes empresas, atraídas por los beneficios que aporta IaaS, están adoptando cada vez más este modelo para respaldar sus cargas de trabajo críticas de back-office, sistemas de registro y de otro tipo.

En el ámbito de la innovación, IaaS también se está convirtiendo en una solución predilecta. A las empresas que aún mantienen sus centros de datos on-premises, les resulta muy difícil y costoso ir más allá de que todo siga funcionando. Para innovar y seguir siendo competitivos en el mercado, las organizaciones con visión de futuro están trasladando sus centros de datos a la nube. Aprovechando IaaS, pueden dedicar su talento y recursos a desarrollar las innovaciones que imaginan y al crecimiento de su empresa.

¿Cuáles son las ventajas de IaaS?

IaaS ofrece numerosas ventajas con respecto a los centros de datos on-premises tradicionales. Con IaaS, las organizaciones pueden hacer lo siguiente:

Reducir los gastos Las empresas que se han pasado a IaaS no tienen que adquirir, gestionar ni mantener su infraestructura y solo pagan por lo que usan, incluso durante períodos de amortización de cinco años o más.
Mejorar la continuidad del negocio Las infraestructuras en la nube generalmente proporcionan un mayor tiempo de actividad y más opciones de recuperación de desastres que las implementaciones on-premises, ya que incorporan redundancia en cada capa, ofrecen varios dominios de fallo y ubicaciones dispersas geográficamente, y los expertos en operaciones las ejecutan a gran escala.
Acelerar la innovación IaaS hace que probar nuevos productos e ideas resulte rápido, fácil y asequible. En lugar de tener que desarrollar previsiones detalladas e invertir en nueva infraestructura, las empresas pueden poner en marcha su infraestructura en la nube en cuestión de minutos y ampliarla o reducirla posteriormente a medida que sea necesario.
Aprovechar las últimas tecnologías Muchos proveedores de nube empaquetan y despliegan nuevo hardware y software, incluidos los entornos de inteligencia artificial y machine learning, mucho antes de que las empresas puedan implementarlos on-premises.
Acelerar el aprovisionamiento Incluso las infraestructuras on-premises virtualizadas sufren largos tiempos de aprovisionamiento de semanas o incluso meses. Con IaaS, se pueden aprovisionar entornos de aplicaciones enteros en cuestión de minutos.
Centrarse en el negocio principal IaaS evita que los departamentos de TI deban dedicar hasta la mitad de sus recursos a la gestión y el mantenimiento de hardware y software on-premises. Con IaaS, las organizaciones también pueden permitir que DevOps y otros equipos accedan a la infraestructura por sí mismos, para que puedan ejecutarla y probarla sin demora.
Escalar más rápido Las empresas necesitan más recursos durante los picos de trabajo, por ejemplo, durante los períodos de declaraciones mensuales. Con IaaS, la infraestructura se puede escalar en cuestión de minutos, por lo que los informes se pueden ejecutar rápidamente y el personal puede centrarse en actividades más críticas.

IaaS en Cloud Computing: mantenerse siempre por delante

Su proveedor de nube se encarga de asegurarse de que su entorno IaaS sea lo mejor posible. A menudo dispone de hardware de última generación, por lo que no necesita investigar y comprarlo usted mismo. Y no requiere capacitación especializada ni largos ciclos de aprovisionamiento para actualizar su infraestructura. Por el contrario, usted dispone de tiempo y recursos para dedicarlos a su empresa.

¿Qué pueden hacer las empresas con IaaS?

Las empresas usan IaaS de varias maneras.

Pruebas y desarrollo Con IaaS, los equipos de DevOps pueden configurar y desmantelar entornos de pruebas y desarrollo rápidamente y a bajo coste, de manera que puedan lanzar nuevas aplicaciones al mercado con mayor rapidez.
Aplicaciones tradicionales IaaS admite aplicaciones nativas en la nube y aplicaciones empresariales tradicionales, incluidas ERP y aplicaciones de analítica empresarial.
Alojamiento de sitios web y aplicaciones Muchas empresas ejecutan sus sitios web en IaaS para optimizar costes. IaaS también admite aplicaciones web y móviles, que se pueden desplegar y escalar rápidamente.
Almacenamiento, copias de seguridad y recuperación El almacenamiento y la copia de seguridad de los datos on-premises, así como la planificación y recuperación de desastres, requieren una gran cantidad de tiempo y experiencia. Trasladar la infraestructura a la nube ayuda a las empresas a reducir costes y les deja más tiempo para centrarse en otras tareas.
Computación de alto rendimiento Con su modelo de pago por uso, IaaS hace que la computación de alto rendimiento (HPC) y otras tareas con uso intensivo de datos y orientadas a proyectos sean más asequibles.


IaaS aumenta la estabilidad, fiabilidad y compatibilidad

Las empresas eligen IaaS para sus cargas de trabajo de misión crítica por su incomparable estabilidad, fiabilidad y compatibilidad. En comparación con los sistemas in-situ, IaaS ofrece más tiempo de actividad, redundancia integrada en cada capa, mejores opciones de seguridad y protección contra desastres, además de una escala que los entornos in-situ no pueden superar.