Lo sentimos. No hallamos ninguna coincidencia para tu búsqueda.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para encontrar lo que busca:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Comience una nueva búsqueda.

¿Qué es la infraestructura como servicio (IaaS)?

La infraestructura como servicio (IaaS) es un tipo de modelo de servicio de computación en la nube en el que los recursos informáticos se alojan en la nube pública, la nube privada o la nube híbrida. Las empresas pueden usar el modelo de IaaS para trasladar la totalidad o parte del uso de la infraestructura del centro de datos local o ubicado en la nube, la cual posee y administra un proveedor de servicios en la nube. Estos elementos de infraestructura rentables pueden incluir hardware de computación, red y almacenamiento, así como otros componentes y software.


En el modelo de IaaS, el proveedor de la nube posee y administra el hardware y el software y también posee o alquila el centro de datos. Cuando su organización utiliza una solución de IaaS, alquila los recursos como el procesamiento o el almacenamiento, los aprovisiona cuando surge la necesidad y paga solamente por los recursos que consume. Para algunos recursos como el procesamiento, pagará por los recursos que usa. Para otros, como el almacenamiento, pagará por la capacidad.

¿Cómo funciona la IaaS?

En un modelo típico de IaaS, una empresa (que puede ser de cualquier tamaño) consume servicios como procesamiento, almacenamiento y bases de datos de un proveedor de nube. El proveedor de la nube ofrece esos servicios alojando el hardware y el software en la nube. La empresa ya no tendrá que comprar y administrar sus propios equipos ni tampoco espacio físico para albergar el equipo, y el costo cambiará a un modelo de pay-as-you-go. Cuando la empresa necesita menos, paga menos. Y cuando crece, puede aprovisionar recursos informáticos adicionales y otras tecnologías en cuestión de minutos.

En una situación local tradicional, la empresa administra y mantiene su propio centro de datos. La empresa debe invertir en servidores, almacenamiento, software y otras tecnologías, y contratar personal o contratistas de TI para comprar, administrar y actualizar todos los equipos y licencias. El centro de datos debe construirse para satisfacer la demanda máxima, aunque las cargas de trabajo disminuyen a veces y esos recursos permanecen inactivos. Si el negocio crece rápidamente, en cambio, el departamento de TI podría tener dificultades para satisfacer la demanda.



¿En qué se diferencia la IaaS de otros tipos de servicios en la nube?

Como mínimo, la infraestructura en la nube incluye recursos esenciales de procesamiento, almacenamiento y red. Más recientemente, también ha llegado a incluir servicios de nivel superior (conocidos a veces como plataforma como servicio, PaaS) como bases de datos relacionales y NoSQL, procesamiento de datos en tiempo real y por lotes, canales y servicios para desarrolladores, contenedores y funciones. A diferencia del software como servicio (SaaS), la IaaS no es para el usuario final típico. La IaaS es para las aplicaciones de TI, las operaciones de TI, DevOps, los administradores de sistemas y bases de datos, y los desarrolladores de todo el conjunto.

¿Por qué es importante la IaaS?

La infraestructura como servicio ofrece cuatro ventajas principales que permiten que las empresas avancen más rápido y logren sus objetivos de transformación digital.

  • La infraestructura en la nube reduce el tiempo y los costos de aprovisionamiento y el escalamiento de los entornos para las etapas de prueba de desarrollo y producción. Esto les otorga más libertad a los desarrolladores y equipos de DevOps para que experimenten e innoven.
  • Al ofrecer los servicios informáticos bajo demanda, las empresas pueden aumentar o reducir la escala de su infraestructura según sus necesidades y pagarán solo por lo que usen por hora, día o mes. Además, pueden lidiar con una escala pico mayor que la mayoría de los entornos locales.
  • La IaaS puede brindar a las empresas acceso a equipos y servicios nuevos y mejorados (como los últimos procesadores, almacenamiento, hardware de red y orquestación de contenedores) que muchas empresas no podrían permitirse adquirir en las instalaciones locales o a los cuales no podrían acceder tan rápidamente.
  • La IaaS está disponible en la mayoría de las geografías, con una presencia regional cerca de los grandes centros de población, lo que permite que las empresas expandan más rápido su presencia en línea.

El cambio a un modelo de IaaS puede ser transformador para las empresas, en especial para los departamentos de TI. En vez de dedicar gran parte de su tiempo a administrar y dar soporte a la infraestructura local, el personal de TI puede dedicar más horas a actividades de alto valor que mejoren la eficiencia y la productividad del negocio. El modelo de pay-as-you-go también reduce los errores de proyección y mantiene alineados los costos con las necesidades reales.

¿Quién usa soluciones de IaaS?

La IaaS se está volviendo cada vez más popular en todos los sectores, y su gama de usos se está expandiendo. La base de usuarios en la nube de la infraestructura principal incluye operadores de TI, TI de aplicaciones, equipos de DevOps, administradores de sistemas y bases de datos, y desarrolladores de pila completa en empresas que crean y ejecutan aplicaciones. También la utilizan las empresas que requieren una infraestructura de nube flexible para sostener sus aplicaciones de ERP, financieras, de cadena de suministro y otras aplicaciones internas.

Inicialmente, la IaaS fue utilizada principalmente por las organizaciones nativas de la nube para cargas de trabajo temporales, experimentales o que podían cambiar inesperadamente. Ahora, muchas grandes empresas se sienten atraídas por las ventajas de la IaaS y están migrando cada vez más hacia este modelo para las tareas administrativas, los sistemas de registro y otras cargas de trabajo de importancia crucial.

Cuando se trata de innovación, la IaaS también se está convirtiendo en una solución preferida. A las compañías que siguen teniendo sus propios centros de datos locales les muy difícil y costoso ir más allá de solo mantener las cosas en funcionamiento. Para innovar y seguir siendo competitivas en el mercado, las organizaciones con visión de futuro están trasladando los centros de datos a la nube. Al valerse de la IaaS, pueden desocupar a su talento y sus recursos para ofrecer la innovación que ellas conciben y hacer crecer su negocio.

¿Cuáles son las ventajas de la IaaS?

La IaaS ofrece múltiples ventajas sobre los centros de datos locales tradicionales. Con IaaS, las organizaciones pueden:

Reducir los gastos Las empresas que cambian a IaaS no tienen que comprar, administrar ni mantener su infraestructura y solo pagan por lo que usan. Incluso durante los períodos de depreciación de cinco años o más.
Mejorar la continuidad del negocio La infraestructura en la nube generalmente ofrece tiempos de actividad mayores y más opciones de recuperación ante desastres que las implementaciones locales, ya que integra redundancias en todos los niveles, ofrece múltiples dominios de fallas y ubicaciones distribuidas geográficamente (en una escala inmensa) y está a cargo de expertos reales en operaciones.
Acelerar la innovación Con la IaaS se pueden probar nuevos productos e ideas de manera rápida, fácil y económica. En vez de tener que desarrollar proyecciones detalladas e invertir en infraestructura nueva, las empresas pueden preparar la infraestructura en la nube dentro pocos de minutos y luego escalar o reducirla verticalmente según las necesidades.
Aprovechar las últimas tecnologías Muchos proveedores de la nube empaquetan e implementan hardware y software nuevos (como marcos de inteligencia artificial y aprendizaje automático) mucho antes de que las empresas logren implementarlos localmente.
Acelerar el aprovisionamiento Incluso las infraestructuras locales virtualizadas sufren tiempos de aprovisionamiento prolongados de semanas o incluso meses. La IaaS permite aprovisionar entornos de aplicaciones completos en pocos minutos.
Enfocarse en la actividad central La IaaS evita que los departamentos de TI gasten hasta la mitad de sus recursos en la administración y el mantenimiento del hardware y software local. Con IaaS, las organizaciones también pueden permitir que los equipos de DevOps, entre otros, accedan a la infraestructura por su propia cuenta para ejecutar y realizar pruebas sin demoras.
Escalar más rápido Las empresas necesitan más recursos durante los picos de carga de trabajo, por ejemplo durante los períodos de informes mensuales. Con IaaS, la infraestructura puede escalar en cuestión de minutos, de modo que los informes puedan generarse rápidamente y el personal pueda concentrarse en actividades más críticas para el negocio.

Futuro de la IaaS y la computación en la nube: un paso por delante

La tarea del proveedor de servicios en la nube es entregarle el mejor entorno de TI posible. Frecuentemente cuenta con hardware de última generación, de modo que usted no tenga que investigar ni comprar por su propia cuenta. Y no necesita pasar por una capacitación especializada y largos ciclos de aprovisionamiento para actualizar su infraestructura. Por el contrario, dispone del tiempo y los recursos para concentrarse en su negocio.

Ejemplos de IaaS

Las empresas están utilizando la IaaS de varias maneras.

Pruebas y desarrollo Con IaaS, los equipos de DevOps pueden configurar y eliminar entornos de prueba y desarrollo rápidamente y a bajo costo, para que el lanzamiento al mercado de nuevas aplicaciones ocurra más rápido.
Aplicaciones tradicionales La IaaS admite aplicaciones tanto nativas en la nube como empresariales tradicionales, incluidas las aplicaciones de ERP y de análisis de negocios.
Alojamiento de sitios web y aplicaciones Muchas empresas ejecutan sus sitios web en IaaS para optimizar los costos. La IaaS también admite aplicaciones web y móviles, las cuales se pueden implementar y escalar rápidamente.
Almacenamiento, copias de seguridad y recuperación El almacenamiento y las copias de seguridad de los datos en las instalaciones locales, así como la planificación y recuperación ante desastres, requiere de mucho tiempo y experiencia. Trasladar la infraestructura a la nube ayuda a las empresas a reducir los costos y les permite enfocarse en otras tareas.
Informática de alto rendimiento Con el modelo de pay-as-you-go, la IaaS hace que la informática de alto rendimiento (HPC) y otras tareas que utilizan grandes cantidades de datos y se orientan en proyectos sean más asequibles.

La IaaS mejora la estabilidad, la confiabilidad y la compatibilidad

Las empresas están eligiendo la IaaS para las cargas de trabajo críticas debido a su insuperada estabilidad, confiabilidad y capacidad de soporte. En comparación con los sistemas locales, la IaaS ofrece mayores tiempos de actividad, redundancias integradas en cada nivel, mejores opciones de seguridad y protección contra desastres, además de una escala que los entornos locales no pueden alcanzar.