Gestión del rendimiento

Modern Finance Predictions
Midiendo lo intangible: el dilema
de las finanzas modernas

Jose Luis Roncero, director de aplicaciones de ERP, Oracle Iberia


Durante la última década, se ha hecho evidente que la forma en la que se mide el valor de los negocios ha cambiado por completo. Tradicionalmente, este valor se ha basado en valores objetivos asociados a activos tangibles de las empresas, pero esto hoy en día no es así. Cada vez más, el valor de los negocios se mide en base a activos intangibles cuyos valores objetivos no se obtienen de forma sencilla, como la satisfacción de los clientes, la calidad de los procesos, la imagen de marca, o el capital intelectual de las compañías.

Intel

De hecho, los activos intangibles han estado detrás de algunas de las mayores salidas a bolsa e incremento exponencial de las cotizaciones de ciertas Compañías a lo largo de los últimos años. Pensemos por ejemplo en Facebook, Uber, o Twitter. Ninguna de estas compañías tiene activos tangibles que lo respalde más allá de unas pocas oficinas y sus sistemas de información. Ninguno de esos activos refleja una justificación suficiente del valor de sus cotizaciones según los criterios de medida tradicionales.

Este cambio fundamental en la forma de valorar las empresas trae consigo algunos desafíos reales para el desarrollo de la función financiera en las mismas. Si los departamentos financieros tienen, entre otras cosas, la función de comprender y demostrar el verdadero valor de sus negocios, deberían ser capaces de medir e informar con precisión sobre estos activos intangibles. Esto requiere comprender cuáles son estos activos, estableciendo indicadores para su medida y monitorizando su rendimiento para tomar las decisiones apropiadas sobre cómo actuar sobre los mismos. Estos datos deben ser reportados de forma transparente y clara para los inversores, accionistas, clientes, y el mercado.

La realidad es que, como demuestra un informe reciente de Chartered Global Management Accountant, algunos equipos financieros pueden tener dificultades para medir sus activos intangibles. Entre otros datos, el informe refleja que solo un 25% de los encuestados señaló que su negocio tiene capacidad para conectar y analizar los datos acerca la satisfacción de sus clientes, lo cual implica que la posibilidad de mejora es enorme.

Por tanto, está claro que si las finanzas tienen que entender el valor de sus negocios, el que sean capaces de gestionar los datos que reflejan de forma objetiva lo que está ocurriendo es crucial. Los departamentos financieros deben disponer de forma sencilla y precisa de la información de todas las líneas de negocio y operaciones, y ser capaces de tratar e interpretar todos esos datos de forma conjunta. Es más, para que los departamentos de finanzas sean capaces de crear un argumento convincente acerca de lo que hacer con estos datos, deben trabajar mano a mano con los directores de todas las líneas de negocio para comprender en profundidad las implicaciones reales de lo que los datos están reflejando. Bajo este prisma, los departamentos de finanzas deben evolucionar para convertirse en un bróker de información para las áreas de negocio, relacionando y conectando todos los departamentos e interesados para ayudar a la toma de decisiones sobre todos aquellos activos que impactan en el valor de las compañías.

Para hacer esto posible, los departamentos de finanzas necesitan transformar la forma en la que operan en la actualidad. Esta transformación, lógicamente, debe venir acompañada de la tecnología, y debe realizarse de la manera más natural y rápida posible.

Los sistemas de gestión financieros modernos basados en cloud proporcionan todas aquellas capacidades que pueden facilitar esta transformación: aceleran y simplifican los procesos de transformación al reducir el tiempo de puesta en marcha y los riesgos asociados al cambio, incrementan enormemente la eficiencia de los procesos financieros facilitando la optimización del tiempo para dedicarlo a actividades que realmente aporten valor, llevan embebidos elementos de inteligencia de negocio que permiten la toma de decisiones de calidad en base, incluso, a información en tiempo real sobre el desarrollo del negocio y, además, reducen drásticamente el TCO (Total Cost of Ownership), haciendo más previsibles los costes operativos.

¿El resultado? Un equipo financiero mucho más eficaz, dedicando su tiempo a actividades que aportan valor al resto de las áreas, capaz de medir exactamente sus valores de negocio, reportarlos de un modo transparente a los accionistas, y con capacidad para apoyar en la toma de decisiones que puedan influir en el valor de mercado de sus compañías.


The Oracle Cloud for Finance blog, brought to you in association with Intel®

Intel® and the Intel logo are trademarks of Intel Corporation in the U.S. and/or other countries.


Learn More