No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado.

Asignación de costes y flujos de valor

Asignación de costes y flujos de valor
La lección que el salmón del Pacífico puede dar a los directores financieros acerca de la asignación de costes

Alessandro Evangelisti, gurú de la nube para finanzas y cadena de suministro @alexevangelisti


Estructure su negocio hacia el flujo de valor para descubrir su eficacia y recortar gastos

La vida del salmón del Pacífico es literalmente una ardua batalla a contracorriente. Tras pasar años en el mar, el salmón maduro volverá al agua dulce y realizará un largo y complejo viaje a contracorriente para desovar en el mismo lugar en el que nació.

Se trata de una proeza física increíble, pero igualmente impresionante resulta la habilidad del salmón para deshacer su camino y saber exactamente cuánta energía precisa para superar cada rápido o atravesar cada cascada, y ahorrar la suficiente para finalizar su viaje. Es un caso de ingeniería inversa llevado al extremo.

Finanzas modernas en la era digital

Finanzas modernas en la era digital

Aunque las ambiciones de las empresas modernas son notablemente más complejas que las del salmón que se dirige a desovar, su experiencia incluye un importante aprendizaje: la eficiencia forma parte del proceso, no de los resultados, y contribuye a la obtención de grandes beneficios a largo plazo.

Imagínese que el salmón utilizase toda su energía para sortear cada obstáculo. Nadar a contracorriente conllevaría muchísimo más esfuerzo y las posibilidades de finalizar el viaje se reducirían. De forma similar, una empresa que dedica demasiado tiempo y energía a los procesos ineficientes, tendrá que hacer frente a gastos excesivos que reducirán sus beneficios y pondrán en peligro su éxito futuro.

Sumérjase en sus procesos

Tradicionalmente las empresas han estructurado sus estrategias de asignación de costes alrededor de sus productos y de los resultados específicos. El problema del gasto basado en resultados es que solo permite redistribuir los costes entre los procesos, en lugar de descubrir nuevas posibilidades de eficacia y diferentes ahorros.

 

“El problema del gasto basado en resultados es que solo permite redistribuir los costes entre los procesos, en lugar de descubrir nuevas posibilidades de eficacia y diferentes ahorros”.

Este es el tipo de pensamiento que asusta a las empresas y conlleva que dejen de innovar o eliminen nuevas líneas de productos, incluso si suponen posibles éxitos, en lugar de buscar alternativas para optimizar sus gastos.

Al organizarse alrededor de los flujos de valor en lugar de hacia los beneficios tradicionales, las organizaciones pueden seguir el flujo de gasto en todas sus operaciones y, como consecuencia, descubrir nuevas fuentes de valor.

Esto no es fácil de hacer. Muchos directores financieros han basado sus carreras en la asignación tradicional de costes y una reestructuración de este calibre de su modus operandi supone para ellos un reto que está al nivel de la gran dificultad logística. Por su parte, las cadenas de suministro y los directores de operaciones ya han comenzado a adoptar costes de flujos de valor porque les obligan a centrarse en la productividad, un aspecto esencial en su línea de negocios, y porque además ya han observado algunos resultados positivos.

Finanzas modernas en la era digital

Finanzas modernas en la era digital

En el sector de las telecomunicaciones, Orange France aplicó un enfoque de flujo de valor para gestionar las facturas del proveedor y preparar los informes de rentabilidad financiera. Al identificar y eliminar los cuellos de botella en estos procesos, Orange pudo mejorar la colaboración entre sus equipos de operaciones, compras y finanzas, así como ofrecer mejores resultados a los clientes, todo esto con un coste inferior.

Otras empresas, como el Grupo Marazzi en Italia, están aplicando soluciones financieras y de cadena de suministro en la nube para diseñar flujos de valor únicos. El Grupo Marazzi eliminó un cuello de botella crítico que obstaculizaba su capacidad de recepción de mercancías al crear una organización de producto que da prioridad a los envíos entrantes de materiales en función de quiénes son sus clientes más rentables. Además, la empresa ha sincronizado su producción y su recepción de mercancías con la capacidad de visualizar su estación de carga en tiempo real para evitar costosos retrasos.

Oracle trabaja con una serie de empresas que usa nuestras soluciones en la nube, diseñadas específicamente para la arquitectura empresarial alrededor de los flujos de valor. Estas aplicaciones incluyen:

 

“La transición de los costes basados en ganancias a los costes basados en el flujo de valor no puede, y no debe, realizarse de un día para otro”.

Oracle trabaja con una serie de empresas que usa nuestras soluciones en la nube, diseñadas específicamente para la arquitectura empresarial alrededor de los flujos de valor. Estas aplicaciones incluyen:

  • Del proyecto al cliente
  • Del pedido al cobro
  • De la fabricación a la distribución
  • De la solicitud al servicio
  • De la perspectiva a la estrategia
  • Del concepto al desarrollo
  • De la iniciativa a los resultados
  • De la relación a la colaboración
  • De la planificación a la ejecución
  • Del requerimiento al pago
  • De la disponibilidad de recursos al consumo
  • De la adquisición a la obsolescencia
  • Del cierre financiero a la creación de informes
  • De pedido al cumplimiento

Las claves para realizar un cómodo viaje a contracorriente

Es importante tener en cuenta que la transición de los costes basados en ganancias a los costes basados en el flujo de valor no puede, y no debe, realizarse de un día para otro. En primer lugar, toda la empresa debe estar orientada hacia este enfoque y es necesario que exista un flujo de información libre y abierto entre los equipos para que los gastos sean coherentes. Dicho esto, hay que seguir algunos pasos durante el proceso:

Paso 1: Conocer a los clientes

Una empresa que entiende qué crea valor para sus clientes está en la posición ideal para trabajar de atrás hacia delante a la hora de crear procesos que cumplan estas expectativas. Desde actividades de marketing hasta tácticas de envío y almacenamiento, pasando por estrategias de producción: cada paso del flujo de valor se desarrollará con el mismo enfoque y se puede optimizar en términos de productividad.

Paso 2: Buscar el vínculo más débil

Como sucede con cualquier proceso, el flujo de valor es tan fuerte como su vínculo más débil. La clave para obtener ganancias importantes en la productividad es localizar cuellos de botella con antelación suficiente para poder formar sistemas que los eviten y animar a los empleados a ser más productivos. La visión detallada de la información empresarial es esencial para este paso temprano y en el mundo de la cadena de suministro hemos visto empresas que alcanzan un aumento de la productividad del 20% año tras año.

Paso 3: Digitalizar los procesos

Puede parecer obvio, pero los procesos digitales son más fáciles y rápidos de gestionar, eso sin mencionar que se pueden automatizar de forma sencilla para contribuir a que toda la empresa funcione con mayor velocidad. Al añadir datos nuevos desde los sensores del Internet de las cosas y nuevas formas de automatización a la mezcla, los gestores del flujo de valor disponen de más información que nunca para crear sus estrategias y sortear preventivamente cualquier obstáculo.

 

“Básicamente, la asignación de flujo de valor es solo una forma de aplicar técnicas de segmentación de la cadena de suministro a toda la empresa”.

Las finanzas en el núcleo del valor

Básicamente, la asignación de flujo de valor es solo una forma de aplicar técnicas de segmentación de la cadena de suministro a toda la empresa. En el núcleo de esta actividad se encuentra el director financiero, el gestor de la información empresarial y el arquitecto de este enfoque de flujo de valor. Solo él tiene la experiencia y la perspectiva necesarias para guiar a la empresa en esta transición.

Finanzas modernas en la era digital

Finanzas modernas en la era digital

Por este motivo, los líderes financieros deben realizar una aproximación a la información empresarial desde otras líneas de negocio. También necesitan un sistema que aporte coherencia a la información en cada flujo de valor, frente a los habituales sistemas diversos que prácticamente imposibilitan la evaluación de procesos cruciales. El objetivo de los costes del flujo de valor es descubrir nuevos recursos eficientes en toda la organización para conseguir que los sistemas que ejecutan sus funciones de forma compleja o que solo tengan un enfoque fragmentario puedan avanzar en este sentido.

A riesgo de resultar repetitivos con nuestra metáfora, retomemos el concepto del viaje a contracorriente del salmón del Pacífico. La diferencia entre la vida y la muerte es frecuentemente cuestión de centímetros y se reduce a la cantidad de energía que el pez haya almacenado para sortear cada obstáculo (además del factor suerte, claro). En una organización de gran tamaño, el cambio más sencillo aplicado a un cuello de botella puede elevar la producción y que pase de estar centrada en los gastos a estar centrada en los beneficios. Las empresas necesitan que las personas, las estrategias y la infraestructura ocupen el lugar necesario y eliminar los obstáculos que les afecten.


Más información