Beneficios y pérdidas

Argumentos para un acercamiento detallado a los beneficios y pérdidas
Argumentos para un acercamiento detallado a los beneficios y pérdidas

Nigel Youell, especialista de EPM de Oracle @nigelyouell


Por qué un acercamiento detallado a los beneficios y costes es la clave del éxito

Las empresas nunca se han encontrado bajo tanta presión para mejorar el rendimiento y seguir siendo rentables como en la actualidad, y cada vez confían más en el director financiero para que les ayude a conseguirlo. Según un estudio propio de Oracle, el 53 % de los líderes financieros afirman que su organización les exige más que nunca.

El problema para los directores financieros es que, a menudo, deben optimizar el valor a partir de una perspectiva peligrosamente incompleta de los beneficios y costes. Los sistemas fragmentados y un enfoque de silo con respecto a los datos siguen siendo obstáculos, y en la era actual, desconocer las áreas en las que una empresa gana o pierde dinero puede suponer su fin.

Las empresas admiten que tienen trabajo por delante. El 78 % afirma que la información precisa de los costes es uno de sus objetivos de mejora más importantes, mientras que el 93 % está tomando (o piensa tomar) medidas para realizar mejoras en este sentido.

Obtener una perspectiva de primer plano

Cuando se trata de maximizar de forma eficaz los beneficios, el problema está en los detalles. Las organizaciones deben ser capaces de determinar dónde gastar mejor su limitada capacidad de inversión y sus escasos recursos para obtener las mayores ganancias. También deben ser capaces de cambiar con rapidez las suposiciones a partir de las cuales trabajan a fin de adaptarse rápidamente a unas condiciones y oportunidades cambiantes.

El copiloto empresarial

El copiloto empresarial: las finanzas marcan la ruta a seguir

Como si esto no fuera lo suficientemente complejo, los equipos financieros tienen la necesidad cada vez mayor de cambiar las suposiciones a partir de las cuales trabajan a fin de adaptarse rápidamente a unas condiciones y oportunidades cambiantes.

Afrontar estos retos requiere una perspectiva en profundidad de las finanzas de la organización, así como la capacidad de recopilar, reunir y manipular los datos más detallados de cada línea de negocio. Requiere la capacidad de desglosar los datos financieros hasta llegar a un único producto, una única oficina o incluso un único cliente, de forma que la organización pueda llevar a cabo análisis en el nivel más detallado.

 Las organizaciones deben ser capaces de determinar dónde gastar mejor su limitada capacidad de inversión y escasos recursos para obtener las mayores ganancias. 

Crear una cultura de responsabilidad

Un mapa trazado con precisión de los beneficios y pérdidas es esencial, pero la información por sí misma no es lo que dará el impulso definitivo a la empresa. Promover una cultura de rentabilidad y responsabilidad se traduce en dar el poder a quienes pueden liderar el cambio: los líderes financieros.

Los directores financieros cuentan con un conocimiento establecido sobre los beneficios y pérdidas de la empresa y, a medida que se involucran más en la estrategia de la empresa, deben asumir un papel más práctico a la hora de ayudar a cada línea de negocio a maximizar los beneficios mientras se mantienen los costes bajo control.

 Promover una cultura de rentabilidad y responsabilidad se traduce en dar el poder a quienes pueden liderar el cambio: los líderes financieros. 

Comprender “el porqué y el cómo” de la asignación de fondos ayuda a las líneas de negocio a ver dónde encajan en la perspectiva general y colaborar en pos de una mejora común. Por ejemplo, si una empresa ve que uno de sus clientes genera una cantidad desproporcionada de coste de asistencia en documentación de productos, sus equipos de asistencia y formación pueden colaborar y ayudar a ese cliente a reducir sus costes. El resultado para la empresa es, por supuesto, una rentabilidad mejorada del cliente a largo plazo.

Nuevas posibilidades en la nube

La tecnología en la nube sirve de forma excelente a este propósito. Los sistemas modernos de gestión de beneficios y costes basados en la nube son más fáciles de justificar que sus antecesores “on premises” y están construidos pensando en la transparencia y la accesibilidad. Ponen información vital al alcance tanto de los equipos financieros como de las líneas de negocio, a fin de que se puedan tomar mejores decisiones en toda la organización.

 Los sistemas modernos de gestión de beneficios y costes basados en la nube son más fáciles de justificar que sus antecesores “on premises” y están construidos pensando en la transparencia y la accesibilidad. 

Por tanto, los equipos financieros y de línea de negocio pueden ver cómo los productos, clientes y canales etc. funcionan de forma individual y simular cambios de recursos para medir su efecto en la rentabilidad. En el área de telecomunicaciones, por ejemplo, una empresa puede asignar todos los costes pertinentes a un único producto o cliente que consume ancho de banda en su red (como gigabits de datos o minutos de llamadas) para validar su tarificación.

De forma crucial, los sistemas basados en la nube ofrecen cuadros de mandos e informes sobre áreas de costes específicas con rapidez y pueden configurarse para los requisitos de una empresa sin necesidad de conocimientos técnicos avanzados. No es necesario ser experto en programación para conocer cómo se distribuyen las pérdidas y beneficios en la empresa. No habría nada menos rentable.

En un momento en el que la velocidad y eficacia nunca han sido más importantes, al igual que la atención al detalle, no es raro que los equipos financieros quieran sistemas que estén a la altura.


Más información