Los directores financieros y la incertidumbre económica

Los directores financieros y la incertidumbre económica
Cinco consejos para ayudar a
los directores financieros a
vencer la incertidumbre económica

Alessandro Evangelisti,
Director de desarrollo de ventas de ERP de Oracle Italia


Operar en un mercado volátil requiere una planificación más estratégica, colaboración y un poco de valentía

2016 ha sido un año de gran agitación para las empresas. La votación a favor del Brexit de junio se sumó a lo que ya venía siendo un año volátil para los mercados e hizo que predecir las futuras condiciones económicas fuera aún más difícil.

Hemos entrado en un período en el que el cambio se ha convertido en la nueva norma, y tanto si las empresas se enfrentan a un acontecimiento político importante, una crisis económica repentina o un cambio demográfico, es necesario que se adapten rápidamente. Por lo tanto, recurren más que nunca a los directores financieros para recibir ayuda a fin de conseguirlo.

Los directores financieros aceptan que el futuro es incierto, pero también comprenden que no pueden esperar a que la niebla se desvanezca. Un factor alentador es que, según un estudio de Oracle, casi la mitad (46 %) de los líderes financieros tiene previsto invertir en oportunidades de crecimiento en las que ven un argumento de negocio sólido, aunque lo hagan con más cuidado.

No se trata de una tarea sencilla. ¿Cómo puede el departamento financiero frenar los costes sin adoptar una estrategia de austeridad demasiado rígida que imposibilite el crecimiento?

Planificar un cambio de planes

 Muchas empresas consideran con razón que los modelos basados en determinantes son el mejor enfoque, pero es igual de importante que los modelos se basen en información del mayor número posible de personas. 

Cuando el futuro no está claro, los planes no pueden ser lineales. Deben bifurcarse en varias ramas para poder tratar cualquier contingencia con mayor tranquilidad.

Los equipos financieros deben ser capaces de modelar y probar numerosos escenarios rápidamente y con un alto grado de integridad. Solo entonces podrán desarrollar un plan sólido para cada resultado posible.

Muchas empresas consideran con razón que los modelos basados en determinantes son el mejor enfoque, pero es igual de importante que los modelos se basen en información del mayor número posible de personas. Los directores financieros obtienen una indicación mucho más completa y precisa de cómo reaccionará la empresa a las diferentes condiciones del mercado cuando la información de ventas, marketing, recursos humanos y el resto del negocio se combina con información financiera.

Movilizar el negocio

 Como intermediarios y validadores de los datos de la empresa, los directores financieros deben desarrollar el conocimiento digital a fin de comprender los datos de la línea de negocio. 

Para que una empresa pueda invertir de forma más estratégica, es preciso coordinar todas las líneas de negocio (LOB). Los directores financieros modernos se encuentran en la encrucijada de las operaciones de LOB. Al adquirir la función de "empresarios de datos", su control exclusivo del rendimiento de cada departamento hace que se encuentren en la situación ideal para garantizar que las estrategias de LOB estén sincronizadas con las de la organización.

El estudio de Oracle muestra que el 56 % de los líderes financieros trabaja más estrechamente con las líneas de negocio. Y, sin duda, ese porcentaje seguirá aumentando a medida que las empresas sigan modernizando su forma de trabajo. Como intermediarios y validadores de los datos de la empresa, los directores financieros deben desarrollar el conocimiento digital a fin de comprender los datos de la línea de negocio. Es igualmente fundamental que puedan reunir y presentar claramente la información a los responsables de la toma de decisiones de la empresa a fin de que estos puedan tomar decisiones de negocio fundamentadas.

Empezar a ser consciente de uno mismo

 Las soluciones de gestión de beneficios y costes actuales permiten a las organizaciones crear, mantener y analizar las asignaciones de costes a un nivel más detallado. 

Las empresas necesitan trabajar de forma más eficiente. Esto requiere un cierto nivel de autoconsciencia: mejoras de la forma en que gestionan sus recursos y la liquidez son la clave para el ahorro de tiempo y costes.

El problema es que muchos sistemas financieros están fragmentados y proporcionan una escasa visibilidad del rendimiento de la línea de negocio. Esto hace que sea difícil entender dónde se pueden hacer mejoras.

Las soluciones de gestión de beneficios y costes actuales permiten a las organizaciones crear, mantener y analizar las asignaciones de costes a un nivel más detallado. También hacen posible calcular automáticamente los costes, los beneficios y otros indicadores clave de rendimiento para que puedan medir este y modificar sus procesos como corresponde.

Conquistar el cambio mediante una gestión de riesgos mejorada

La gestión de riesgos no es solo saber cómo ir sobre seguro. También se trata de conocer cómo y cuándo se debe arriesgar. La planificación anticipada es un elemento clave a la hora de mitigar los riesgos y capitalizar una oportunidad, y el 53 % de los líderes financieros admite que su función actual está más centrada que nunca en las estrategias de futuro. 

Con un proceso estandarizado para identificar, supervisar y responder a las amenazas, las empresas pueden tomar medidas con anterioridad, lo que resulta en una prevención de pérdidas y el ahorro de costes. También es importante que los riesgos potenciales se muestren claramente a los líderes empresariales, que quizá no dispongan de la experiencia analítica necesaria para interpretar los datos de forma autónoma. Ser capaz de realizar un seguimiento y resumir las auditorías de riesgos en cuadros de mando de fácil lectura permite a la empresa tomar medidas rápidas y fundamentadas.

Sea atrevido: la fortuna favorece a los valientes

Ser invitados a dirigir la inversión estratégica y el crecimiento en un mercado post-Brexit, supone una enorme presión para los directores financieros. El 53 % de los líderes financieros afirma que ahora se les exige más que en el pasado. Sin embargo, los que acepten el desafío demostrarán ser inestimables para el negocio. El 46 % de los líderes financieros admite que su trabajo es ahora más difícil, pero el mismo porcentaje también afirma recibir más reconocimiento por sus esfuerzos.

Los tiempos difíciles han añadido presión a la inversión y a la toma de decisiones, elevando el papel de las finanzas y colocando a los directores financieros en el centro de la estrategia empresarial. Esta no es una época para ser temerarios, pero los líderes financieros que ayuden a las empresas a dirigir el cambio con autoridad tendrán una labor fundamental para garantizar su éxito continuo.


Más información