Innovación con Oracle Cloud Finance

Cloud Finance

Liderar a través del ejemplo:
Cómo pueden los directores financieros y de RR. HH.
transformar el negocio juntos

Dee Houchen, director sénior de marketing de productos de Oracle EMEA @DeeHouchen


Una mayor convergencia entre las finanzas y los recursos humanos ayuda a los directores financieros a conducir a la empresa por el camino del éxito con mayor confianza

analítica aplicada

Las finanzas: el nuevo abanderado de la analítica aplicada

En estos tiempos poco predecibles, los directores ejecutivos confían cada vez más en la figura del director financiero para la planificación y la estrategia empresarial. Para seguir por la senda del éxito, es necesario seguir creciendo y evolucionando y, los líderes financieros, gracias a su comprensión única del rendimiento en todos los departamentos, son los más indicados para transformar el modelo operativo de la empresa.

Sin embargo, un modelo operativo es mucho más que meros procesos y resultados. La capacidad de una empresa de cumplir sus objetivos recae, en última instancia, en su capital humano, en las competencias que aportan y en su modo de usar el tiempo de forma efectiva. Este es el dominio del director de RR. HH.

 Por la naturaleza de los datos y los sistemas con los que trabajan, los líderes financieros tienden a clasificar a los empleados en función de sus roles y salarios y de su disponibilidad al asignar recursos. Este enfoque es racional pero no suficiente, porque no se tienen en cuenta las preferencias de las personas en la decisión. 

El director financiero es el gurú de las cifras de la empresa y, como tal, es muy consciente de que los salarios y los gastos de personal representan la mayoría de los costes de funcionamiento de la organización. Por lo tanto, es obvia la necesidad de sacar el máximo provecho de los trabajadores cualificados y, para lograrlo, es indispensable que la relación con el director de recursos humanos sea lo más cercana posible. Un estudio de EY revela que esta tendencia ya ha comenzado: el 80 % de los líderes financieros y de recursos humanos aseguran que su relación es ahora más estrecha.

Los directores financieros también necesitan disponer de una visión combinada de las personas, los proyectos y los recursos para tomar decisiones estratégicas fundamentadas. Esto adquiere especial relevancia en un momento en el que el capital es limitado y las personas cualificadas para cubrir las necesidades de la empresa escasean en el mercado de trabajo.

Las finanzas marcan la ruta a seguir

Desarrollar una reserva de talento para las finanzas debería ser el copiloto empresarial: las finanzas marcan la ruta a seguir

Colaborar para mejorar la gestión del talento

Para determinar qué competencias necesita poseer el equipo de finanzas o cualquier otro departamento para gestionar su carga de trabajo, los jefes de equipo como los directores financieros deben poder acceder a una visión actualizada de cómo se distribuyen y se utilizan los recursos y las personas en todas las esferas de la organización.

También deben tener un ojo puesto sobre los proyectos más inmediatos y conocer cuáles serán sus requerimientos en términos de personal. Esto también se extiende a la planificación de la sucesión, un tema vital para los equipos de finanzas y, por supuesto, para los propios directores financieros.

Por la naturaleza de los datos y los sistemas con los que trabajan, los líderes financieros tienden a clasificar a los empleados en función de sus roles y salarios y de su disponibilidad al asignar recursos. Este enfoque es racional pero no suficiente, porque no se tienen en cuenta las preferencias de las personas en la decisión. La aptitud de una persona para el puesto depende igualmente de su entusiasmo por el trabajo, su experiencia en puestos anteriores y, en el caso de los directores, de su aptitud natural para el liderazgo.

Por tanto, los directores de recursos humanos y su equipo tienen la misión de estar al corriente de estas variables menos tangibles y realizar un seguimiento de ellas. Los departamentos de finanzas y recursos humanos necesitan aunar fuerzas y hacer converger sus sistemas para garantizar que todos estos factores se tienen en cuenta en las decisiones de planificación de la plantilla.

Desarrollar una reserva de talento para las finanzas

En lo que respecta al departamento financiero, las competencias del empleado financiero actual son muy diferentes a las de sus predecesores. Antes, bastaba con recopilar, analizar y compartir informes numéricos. Ahora, el equipo de finanzas debe contextualizar aún más sus descubrimientos, destilar la información de dentro y fuera de la empresa y traducirla en perspectivas que resulten de interés para la confección de estrategias empresariales más amplias.

Ivgen Guner, vicepresidente ejecutivo de Oracle, recalcó esta realidad en un informe reciente del diario Wall Street Journal: «Los solucionadores de problemas de los niveles superiores de la gestión financiera conocen muy bien la diferencia entre elaborar informes de cifras e interpretar su significado. La madurez emocional, una confianza suficiente en uno mismo para decir no en determinados momentos y, no menos importante, la capacidad de trabajar en grupo más allá del departamento de finanzas son todas ellas señales inequívocas de un talento para la solución de problemas».

La parte difícil es encontrar personas que sean aptas en todos estos ámbitos. El déficit de cualificación profesional en la zona EMEA nunca ha sido más pronunciado, especialmente en el campo del análisis. Por otro lado, muchos profesionales establecidos en el sector financiero no han desarrollado las habilidades tecnológicas o la experiencia en gestión necesarias para poder ser líderes en el entorno empresarial actual.

Sandy Cockrell, del programa global de directores financieros de Deloitte, entiende la dificultad a la que se enfrentan los departamentos de finanzas: «Los directores financieros deben tener la capacidad de conectar su visión financiera con un entendimiento más amplio del mundo de los negocios, ya sea apuntándose a cursos de ciencias políticas y comunicaciones o postulando para un puesto de ventas en el extranjero... A muchos de los nuevos directores financieros procedentes del mundo de las finanzas les cuesta desprenderse de sus antiguos empleos. Sin embargo, se necesita una reserva de talento financiero que pueda ocuparse de los papeles de operador y administrador».

 En lo que respecta al departamento financiero, las competencias del empleado financiero actual son muy diferentes a las de sus predecesores. 

Para diversificar las competencias de su equipo, los directores financieros deben encontrar profesionales con talento cuya especialización sea ajena a las finanzas clásicas. Esto también implica contratar empleados de otros departamentos que deseen poner a prueba sus habilidades en un entorno novedoso y desafiante. ¿Cómo encontrar a estas personas? Diríjase a los equipos de recursos humanos. Ellos saben a la perfección qué individuos serían los mejores candidatos para una posición financiera basada en sus competencias, sus aptitudes y la opinión directa de sus jefes de departamento.

La convergencia entre los sistemas de finanzas y de recursos humanos

La batalla por encontrar a los mejores talentos está en su punto más álgido y, como consecuencia, los directores de recursos humanos cuentan con mayores presupuestos de TI para mejorar sus esfuerzos de contratación. La analítica del talento basada en la nube resulta ser un medio eficaz para mejorar la motivación de los empleados y mejorar la productividad, así como las aplicaciones basadas en la nube orientadas a atraer, gestionar y retener a los mejores talentos.

Sin embargo, en muchos casos, estos sistemas se implementan de manera aislada en lugar de integrarse con las aplicaciones de planificación financiera. Mejorar la comunicación entre los recursos humanos y las finanzas es la base para crear un enfoque moderno de la gestión del talento y los recursos y esto incluye una mayor convergencia entre los sistemas de ambos departamentos.

A continuación, se muestran algunos ejemplos del valor añadido que aporta este enfoque integrado. Para consultar una lista más amplia, visite el blog de Jim Lein, donde se enumeran algunas de las mejores prácticas para la colaboración entre el director financiero y el director de recursos humanos.

 Mejorar la comunicación entre los recursos humanos y las finanzas es la base para crear un enfoque moderno de la gestión del talento y los recursos y esto incluye una mayor convergencia entre los sistemas de ambos departamentos. 

Un cambio organizativo simplificado

  • Prácticamente cualquier cambio importante en la organización influirá en las nóminas. Tomemos como ejemplo una empresa que decide establecer nuevas oficinas e instalaciones de producción en nuevos mercados para proporcionar mayor respaldo a sus clientes locales. El equipo de finanzas deberá crear reservas de efectivo en la moneda local para cubrir las nóminas locales y, con el acceso adecuado a los datos precisos de los empleados, podrán asignar el efectivo con precisión según se necesite.

Una plantilla en consonancia con las estrategias empresariales

  • El desarrollo de los empleados debe ir en consonancia con las necesidades del negocio, además de sus propias ambiciones. Por ejemplo, si una organización de ventas decide dirigir su nueva gama de productos a empresas medianas, los jefes de departamento deberán establecer unos objetivos de rendimiento para sus equipos que reflejen este nivel de ambición. Por su parte, los equipos de recursos humanos deberán ofrecer una formación orientada a ayudar a los empleados a abordar mejor el segmento de las medianas empresas. Una vez más, queda evidente que esta armonía estratégica exige a los sistemas de finanzas y de recursos humanos alinear sus estrategias.

Cumplimiento sin dolores de cabeza

  • Las cuestiones de cumplimiento siguen siendo una de las mayores preocupaciones de las empresas y un obstáculo importante para la innovación. En el caso de las adquisiciones, todas las compras de una categoría determinada deben ser aprobadas por un vicepresidente del departamento de contabilidad. Cuando los sistemas de recursos humanos y financieros de una empresa están en sintonía, la nueva política se refleja inmediatamente en cualquier flujo de trabajo relacionado sin necesidad de intervención humana (y, por lo tanto, sin posibilidad de error humano).

Una empresa unificada por la nube

La necesidad de acercar las posturas entre las finanzas y los recursos humanos nunca había sido más imperativa y la aparición de las tecnologías de ERP y de recursos humanos basadas en la nubeno podía haber sido más oportuna. Al unificar estos sistemas en la nube, las empresas pueden disponer de un único recurso de elaboración de informes y analíticas, así como un modelo de datos común a todo el organigrama, por no hablar de una experiencia de usuario uniforme para todos. Como es lógico, esta relación más sólida entre los recursos humanos y las finanzas comienza en la sala de juntas y, por tanto, los directores financieros y de recursos humanos deberán predicar con el ejemplo.

Más información

Estamos aquí para ayudarle

Contrate a un experto en ventas

Sea el primero en opinar

Inscríbase por tema