Gestión de RRHH

Human Capital Management

Construir marcas en las que la gente quiera trabajar

David Mihala, HCM Sales Manager - Italy/Iberia @DavidMihal




Recursos Humanos debe pensar como un departamento de marketing para construir una ‘marca empleadora’

El rol del departamento de Recursos Humanos está cambiando. De ser predominantemente administrativo, incorporando empleados a la nómina y gestionando vacaciones, beneficios y contratos, está evolucionando hacia un papel donde también debe desarrollar la ‘marca empleadora’.

En un mercado donde las compañías deben competir fieramente por los mejores fichajes, es fundamental tener una marca reconocida como un buen sitio para trabajar, e incluso iría más lejos: el Departamento de Recursos Humanos tiene un papel tan importante a la hora de construir la marca como el Departamento de Marketing.

 El Departamento de Recursos Humanos tiene un papel tan importante a la hora de construir la marca como el Departamento de Marketing.


Recursos Humanos necesita empezar a actuar de esta forma para probar su importancia en el crecimiento y desarrollo —no sólo en el mantenimiento— del negocio.

Muchas de las disciplinas de marketing casan perfectamente con la tarea de crear una marca empleadora, como por ejemplo saber lo que le gusta a tu audiencia. Del mismo modo en que las empresas comercializan productos para abordar directamente una preferencia o necesidad de su cliente, también deben utilizar la información que tienen sobre su potencial audiencia para conectar con ella. Así, si sabemos que los fichajes ideales dan un alto valor a la jornada flexible, las pagas extraordinarias y los beneficios, los equipos de Recursos Humanos deben asegurarse de que todo ello está a punto, es competitivo y resulta muy fácil encontrar la información.

 Recursos Humanos también necesita que los empleados salgan a hablar en eventos y ante los medios.


Los departamentos de marketing normalmente investigan y se reúnen con focus groups de clientes target y, del mismo modo, hay un enorme valor en que los departamentos de Recursos Humanos encuentren su manera de recoger información sobre sus potenciales fichajes, de forma que luego puedan destacar las cosas que ellos quieren oír y hacerse visibles en lugares donde serán más fácilmente encontrados su público.

La publicidad también es crucial en este sentido. Entrar en una compañía por los muchos premios que destacan la progresión de los empleados y recompensan lugares excelentes para trabajar es un comienzo. Puede suponer una exposición para compañías que buscan incorporar nuevos talentos y darles algo de lo que presumir. Aunque no hay que dejarlo ahí, porque además mucha gente sigue siendo crítica sobre tales premios.

Recursos Humanos también necesita que los empleados salgan a hablar en eventos y ante los medios, formándoles y preparándoles para hacerlo. Un buen empleador siempre debería estar preparado para dejar que su gente hable sobre él.

Con todo eso en mente, la búsqueda por parte de RRHH de una mayor publicidad también debe abarcar las recomendaciones boca-a-boca. En el fondo, esto se traduce en la creación de una buena impresión en cada oportunidad, y hacer todo lo posible para reforzarla de forma consistente. Los departamentos de marketing miden la lealtad de sus clientes y se obsesionan sobre si les recomendarían a un amigo. Pero harían bien en preguntar a sus empleados, partners y proveedores esto mismo. Si ellos no recomendarían a un amigo que se presentara a un trabajo en la compañía hay que averiguar el porqué, y si es un tema razonable, solucionarlo. No hay atajos en lo que se refiere al boca a boca, tienes que ser una compañía sobre la que la gente quiera hablar.

 El uso de las redes sociales a la hora de abordar a los empleados más jóvenes.


Finalmente, Recursos Humanos también debería echar un vistazo a la forma en que los responsables de marketing se comunican. Por ejemplo, el uso de las redes sociales a la hora de abordar a los empleados más jóvenes. Este departamento puede aprender de las campañas de marketing en social media estudiando el tipo de contenido y el tono que crean la impresión adecuada.

Recursos Humanos debe adoptar su papel manejando tanto la cultura empresarial como la forma en que ésta se comunica dentro y fuera de la compañía. Deben aprender a venderse como empleadores con la misma pasión con que los equipos de marketing lo hacen con los productos. Sin embargo, hay una diferencia fundamental. Mientras que algunos responsables de producto pueden aplicar licencias creativas a sus eslóganes, Recursos Humanos debe asegurarse de que hay una credibilidad cristalina en cualquier oferta que emitan. Los consumidores pueden admitir esas licencias creativas a la hora de promocionar un refresco, pero nadie toleraría que se le ‘malvendiera’ un empleo.


Descubra Más