Human Capital Management

Salve la doble brecha de las habilidades

Salve la doble brecha
de las habilidades

Andy Campbell,
director de estrategia de HCM de Oracle @axcampbe


Conseguir crear una plantilla de personal cualificado exige nuevas estrategias de contratación, pero no olvide lo que sus empleados más experimentados tienen que ofrecer.

Andy Campbell

Andy Campbell, director de estrategia de HCM de Oracle

Los titulares de prensa actuales pueden hacer pensar que no hay suficiente trabajo para los jóvenes. Un informe reciente de Naciones Unidas sugiere que el paro juvenil mundial alcanzará la cifra de los 71 millones de desempleados este año. En algunos países europeos como España e Italia, más del 35 % de los jóvenes entre 15 y 24 años están buscando trabajo sin lograrlo.

En realidad, la situación debe matizarse. Hay muchas vacantes disponibles, el problema es la falta de cualificación de muchos jóvenes para satisfacer los requisitos del mercado actual.

 Los responsables de RR. HH. se enfrentan al reto de tener que pensar más como responsables de marketing para ganar la batalla por el talento.  

La cuarta revolución industrial, o Industria 4.0, ha visto a las empresas replantearse su manera de trabajar y recurrir a nuevas tecnologías como la automatización y el análisis de datos para mantenerse en la senda del éxito. No obstante, estas empresas también necesitan personal que entienda cómo sacar el máximo partido de estas tecnologías.

La selección de personal se ha convertido en un feroz campo de batalla en este entorno y los responsables de RR. HH. se enfrentan al reto de tener que pensar más como responsables de marketing para ganar en la batalla por el talento. Cada vez son más los jóvenes profesionales que prefieren empezar sus búsquedas de trabajo por las listas de “mejores sitios para trabajar” o visitando plataformas online como Glassdoor para leer testimonios reales de primera mano sobre posibles empleadores.

 Por tanto, el departamento de RR. HH. debe ayudar a la empresa a crear una marca de empleador tentadora que atraiga a estas contrataciones futuras.  

Por tanto, el departamento de RR. HH. debe ayudar a la empresa a crear una marca de empleador tentadora que atraiga a estas contrataciones futuras. Si bien esto exige un mayor número de habilidades, también representa una oportunidad para los equipos de RR. HH. de aportar más visibilidad a sus esfuerzos en el entorno empresarial y de añadir valor cuantificable a la sala de juntas.

Conservación de la experiencia

Puede resultar tentador pensar que todo el interés debe dirigirse exclusivamente hacia la contratación de trabajadores más jóvenes, pero esto es solo la mitad de la cuestión.

En el otro extremo del espectro de edad hay una bomba de relojería que puede detonarse en 10 años. Los nacidos durante el baby boom, poseedores de dilatada experiencia, están llegando a la edad de jubilación y su retirada entraña el riesgo de crear una segunda brecha de habilidades en lo relativo a la experiencia general de las plantillas de personal.

 Tradicionalmente, el conocimiento se escapaba de las empresas cada vez que una persona se jubilaba, pero con las tecnologías colaborativas actuales resulta más fácil que los empleados trabajen en equipos multigeneracionales y aprendan unos de otros.  

El reto es garantizar que los trabajadores de mayor edad puedan compartir sus conocimientos y experiencia con todas las categorías de la escala y que los empleados jóvenes posean las competencias para hacer avanzar a la organización. Tradicionalmente, el conocimiento se escapaba de las empresas cada vez que una persona se jubilaba, pero con las tecnologías colaborativas actuales resulta más fácil que los empleados trabajen en equipos multigeneracionales y aprendan unos de otros.

Los equipos conformados por miembros de diferentes edades son fundamentales y, de hecho, los empleados jóvenes los prefieren. Un sondeo de McDonald’s revela que el personal joven que trabajaba con personas de distintas edades está un 10 % más contento que el que trabaja exclusivamente con personas de su edad. Merece la pena destacar también que los jóvenes, más avezados en tecnología, poseen, por su parte, sus propias y únicas habilidades que pueden compartir con los miembros de más edad de sus equipos.

A este respecto, a los equipos de RR. HH. se les está pidiendo que cubran nuevos terrenos y, como resultado, esta función nunca ha sido más dinámica. Si logran seguir ayudando a la empresa a salvar la inminente brecha de habilidades que se abrirá en estos dos frentes, los responsables de RR. HH. continuarán demostrando la indiscutible relevancia que ha adquirido la gestión del talento para la empresa moderna.