No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado

Una nube a su medida : Infrastructure as a Service

next Industrial Revolution

La próxima revolución industrial
llega de la mano de la nube

Pascal Giraud, director ejecutivo de IaaS Foundation y Cloud Platform, Oracle EMEA


Como ocurrió en la primera revolución industrial, la integración de recursos y tecnología es la clave para el próximo gran salto

Intel Logo

A finales del siglo XVIII en Reino Unido se produjo la primera revolución industrial, que se acabaría expandiendo hasta cambiar el mundo para siempre. Las máquinas de energía hidráulica y vapor permitieron acelerar de forma considerable la producción de bienes.

Más tarde, con la aparición de las líneas de producción masiva, llegó la segunda revolución industrial, mientras que la tercera comenzó en el siglo XX, cuando se empezó a automatizar la producción gracias a la tecnología informática.

Ahora está cobrando impulso la cuarta revolución industrial gracias a los avances del Internet de las cosas (IoT), la automatización y la robótica, tecnologías que, junto con los análisis y los sistemas de Big Data, constituyen elementos clave en esta nueva era que se ha dado en llamar Industria 4.0.

Pascal Giraud

Pascal Giraud, director ejecutivo de IaaS Foundation y Cloud Platform, Oracle EMEA

Esta nueva revolución está impulsando el desarrollo de diversos sectores. En el manufacturero, ya existen fábricas inteligentes con mantenimiento automatizado y la eficiencia está mejorando de forma considerable, mientras que en el campo de los servicios financieros la automatización permite lidiar con una cantidad de datos en constante aumento, ya sea en el ámbito de la atención al cliente o en áreas como la seguridad y la gestión de riesgos.

En cualquier sector, la tecnología en la nube es una de las claves para acceder a la siguiente revolución industrial, pues permite a las empresas innovar con las últimas tecnologías. En este sentido, desempeñan un papel crucial la estrecha integración de los servicios informáticos (infraestructura como servicio) y las plataformas en la nube (plataforma como servicio).

Según el informe de Oracle La nube como puerta de acceso a la Industria 4.0, que recopila las conclusiones de una encuesta realizada a 1200 responsables de tomar decisiones relativas a la tecnología en medianas y grandes empresas de EMEA, el 60 % de los entrevistados aseguraron que si se adopta la informática en la nube con un enfoque integrado, se aprovechan al máximo las posibilidades de grandes innovaciones como la robótica y la inteligencia artificial.

 En cualquier sector, la tecnología en la nube es una de las claves para acceder a la siguiente revolución industrial, pues permite a las empresas innovar con las últimas tecnologías. 

Este enfoque integrado se basa en las capacidades de procesamiento, almacenamiento y conexión en red que brindan los servicios informáticos, que es donde se almacenan y se procesan los datos, es decir, la materia prima que hace posible la innovación. Hay que destacar que estos servicios gestionarán cargas de trabajo procedentes de un entorno que con la Industria 4.0 se vuelve cada vez más diverso en cuanto a los dispositivos empleados. Si hacemos un paralelismo con la primera revolución industrial, estos servicios equivalen a la rueda hidráulica o al motor a vapor, pues permiten aprovechar los recursos disponibles.

Sin embargo, para entrar de lleno en la cuarta revolución industrial es imprescindible integrar los servicios informáticos con una plataforma en la nube, pues solo así se abren las puertas a las aplicaciones más revolucionarias.

 Para entrar de lleno en la cuarta revolución industrial es imprescindible integrar los servicios informáticos con una plataforma en la nube, pues solo así se abren las puertas a las aplicaciones
más revolucionarias. 

Sin la rueda hidráulica o el motor a vapor, ningún ingeniero habría podido crear el telar mecánico. Del mismo modo, sin los servicios informáticos, las plataformas en la nube no servirían para desarrollar aplicaciones innovadoras basadas en la automatización, la robótica o el Internet de las cosas.

El fabricante de equipamiento industrial GE utiliza la plataforma en la nube de Oracle para introducir y analizar datos de dispositivos industriales de forma segura con el fin de automatizar y optimizar los procesos empresariales, lo cual hace posible una cadena de suministro más eficiente y un mantenimiento predictivo. Como ocurre con todos los proyectos de la Industria 4.0, también en el caso de GE resulta esencial contar con un sistema ERP moderno que permita optimizar y automatizar los procesos en las distintas capas de la nube integrada.

 Al integrar tecnologías en la nube críticas, las empresas podrán desarrollar nuevos servicios y aplicaciones para prosperar en el futuro y, en ciertos casos, incluso llegar a un nivel que nunca antes habían alcanzado. 

Además, los servicios informáticos también permiten ampliar las nuevas aplicaciones desarrolladas en una plataforma en la nube integrada, lo cual allana el camino para que lleguen a ser realmente revolucionarias. Esto se puede llevar a cabo de forma flexible, para lograr un rendimiento previsible ante una explosión de objetos interconectados.

Una vez más, hay semejanzas con los albores de la era industrial, cuando las líneas de producción masiva hicieron que la fabricación artesanal se convirtiera en un asunto global. Ahora que asistimos a la cuarta revolución industrial, la nube será la clave para que las medianas y grandes empresas ganen terreno a la competencia mediante la innovación.

La cuarta revolución industrial se nos echa encima y, como las tres anteriores, será fruto de la integración de recursos y nuevas tecnologías. Al adoptar tecnologías en la nube críticas, las empresas podrán desarrollar nuevos servicios y aplicaciones para prosperar en el futuro y, en ciertos casos, incluso llegar a un nivel que nunca antes habían alcanzado.


Esta serie de blogs se ha creado en colaboración con Intel®.
Intel Inside®. Powerful Cloud (Services) Outside.

Intel® y el logotipo de Intel son marcas comerciales de Intel Corporation en Estados Unidos o en otros países.


Más información