Lo sentimos. No hallamos ninguna coincidencia para tu búsqueda.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para encontrar lo que busca:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Comience una nueva búsqueda.
 

Todo lo que necesita saber sobre las cocinas en la nube

La revolución en la entrega de comida a domicilio ha hecho posible la aparición de las cocinas en la nube, un modelo de negocio que promete optimizar y ampliar los servicios de entrega a un coste mínimo. Las cocinas en la nube también se conocen como cocinas fantasma, cocinas de alquiler y cocinas virtuales. Pero ¿en qué consiste exactamente una cocina en la nube? ¿Y qué podría significar para su negocio?

¿Qué es una cocina en la nube?

Una cocina en la nube utiliza una cocina comercial con el propósito de preparar comida para llevar o entregar a domicilio, sin comensales en el local.

Las cocinas en la nube permiten a los restaurantes ampliar su estructura existente o bien iniciar una marca virtual a un coste mínimo. Esto proporciona a los restaurantes la oportunidad de ampliar, explorar nuevos mercados o probar nuevos conceptos. Muchos restaurantes utilizan cocinas en la nube como espacio experimental, optimizando el personal y el inventario, al tiempo que prueban nuevas ideas.

Hay varios tipos de modelos de negocio de cocinas en la nube:

En un modelo de cocina en la nube de espacio compartido, los propietarios del restaurante utilizan su propio personal y productos, pero el espacio y el equipo son propiedad de un tercero. El espacio de cocina compartido puede ser utilizado por varios negocios, cada uno de ellos preparará la comida para llevar sin la sobrecarga de un restaurante.

Un modelo de cocina en la nube con un espacio dedicado es un espacio alquilado (o comprado) por una marca para su propio uso únicamente. Pueden decidir utilizar uno o más conceptos diferentes en la ubicación, pero no habrá otras marcas que operen con ellos.

Las cocinas en la nube se pueden utilizar para lanzar un concepto o negocio completamente nuevos. También se conocen como restaurantes virtuales o marcas virtuales. Una marca virtual opera fuera de una cocina establecida y permite al negocio probar nuevos conceptos sin una gran inversión.

¿Hay alguna diferencia entre las cocinas en la nube y las cocinas fantasma?

Independientemente de la denominación, una cocina en la nube, cocina virtual, cocina en la sombra, cocina de alquiler, cocina oscura o cocina fantasma, en su esencia, es un restaurante que principalmente gestiona pedidos digitales. Pueden operar en la cocina de una marca establecida o bien por sí mismas, pero normalmente están en línea. A pesar de tener varios nombres, tienen características similares y su objetivo es servir solo comida a clientes con su servicio de entrega.

Dentro del segmento de las cocinas fantasma, es necesario definir varias consideraciones. Por ejemplo, las cocinas como servicio, o cocinas oscuras, son espacios totalmente integrados y equipados alquilados en función de un concepto para llevar a cabo tareas de cocina fantasma. Proporcionan una cocina de servicio completo y un modelo de entrega a domicilio. Dicho modelo facilita el lanzamiento de un restaurante para entregar pedidos con riesgo bajo y poco capital.

Aunque algunas cocinas fantasma pueden incluir un área específica de comida para llevar o compras desde el automóvil, no existe en las mismas una fachada exterior tradicional ni sillas en su interior. Independientemente de lo que decidamos llamar a estas marcas que solo cuentan con presencia digital, están cubriendo una necesidad vital en el sector.

¿Cómo funcionan las cocinas en la nube?

Las cocinas en la nube han adoptado un modelo de negocio basado solo en la entrega a domicilio. Estos restaurantes dependen de los pedidos que se realicen a través de su propio sitio web, o a través de aplicaciones de entrega como Uber Eats, Grubhub, DoorDash y Deliveroo, para entregar comida fuera de las instalaciones del restaurante.

Este modelo de negocio permite a los restaurantes diversificar y ampliar su base de clientes, reduciendo a su vez los dos mayores costes operativos: el alquiler y el personal. Con una baja sobrecarga y solo el personal de cocina necesario, los negocios tienen la oportunidad de minimizar los costes y maximizar los pedidos.

Al solo tener servicio de entrega, las cocinas en la nube no necesitan crear una experiencia tradicional de restaurante para los clientes. No tienen que preocuparse por los altos costes de alquiler, las grandes inversiones de capital, los interiores del restaurante, las instalaciones para los comensales y el personal de cara al público.

Dado que la captación de clientes se lleva a cabo a través de plataformas digitales, las cocinas en la nube invierten mucho en tecnologías que saca partido a toda la operación empresarial. Aparte de la tecnología, las principales inversiones también pueden incluir infraestructura para una cocina bien equipada y personal bien formado, como los chefs y los encargados de la entrega a domicilio.

Algunos restaurantes en la nube confían en su propia flota para la entrega a domicilio y personalizar así su servicio, mientras que otros usan integradores.

¿Cuáles son las ventajas de las cocinas en la nube?

Es más rápido y económico lanzar un negocio si la interacción del cliente es virtual. Podrá reducir los costes de equipo, gestionar con menos papeleo legal y comenzar a vender casi de inmediato. Los empresarios pueden probar su producto antes de comprometerse con la adquisición de un camión de comida o de un restaurante físico. Entre las ventajas de las cocinas en la nube se incluyen:

  • Menú flexible: ya se base en una aplicación o en la web, podrá cambiar el enfoque del menú cuando lo desee, sin tener que preocuparse por actualizar la cartelería ni los materiales impresos. Si un ingrediente pasa a ser demasiado caro o ya no está disponible en la zona geográfica, puede intercambiar fácilmente sus opciones de menú para adaptarlo a lo que está disponible.
  • Menor inversión financiera: las cocinas fantasma o en la nube acaban con varios elementos costosos que no se aplican a los restaurantes virtuales, por ejemplo, decoración, cartelería, vajillas y personal adicional como camareros o anfitriones.
  • Oportunidad de experimentación: las cocinas en la nube permiten a los restaurantes experimentar con nuevos conceptos, recuperarse rápidamente de cualquier error y desechar ideas que no funcionan con una baja exposición.
  • Más eficaz: el uso de espacios personalizados y la optimización de procesos específicamente para la entrega permite que las cocinas en la nube funcionen de forma muy eficiente. Si gestiona varias marcas en una cocina, podrá preparar por lotes ingredientes para menús diferentes.
  • Acceso a los datos de los clientes: dado que las cocinas en la nube están diseñadas para interactuar sin problemas durante toda la experiencia del cliente, desde la búsqueda inicial hasta la realización del pedido en línea hasta la satisfacción del mismo, pueden optimizar los procesos, los pedidos y la programación del personal en función del comportamiento de los consumidores.
  • Aproveche las aplicaciones de terceros para el marketing: las marcas de restaurantes virtuales pueden conseguir una exposición rápida a través de aplicaciones de servicio de entrega, en lugar de tener que venderse.

¿Cuáles son las desventajas de las cocinas en la nube?

La competencia en las cocinas en la nube puede ser feroz. Se compite en un mercado en línea masificado. Los clientes pueden utilizar una aplicación de entrega a domicilio y elegir muchas marcas desde la comodidad de su hogar.

Al gestionar una cocina en la nube no se puede sacar partido de la publicidad que le proporciona un escaparate exterior tradicional. La razón por la que se paga más dinero para alquilar un local en la calle es porque la gente al pasar puede acceder directamente al restaurante. Este no es el caso cuando se opta por Uber Eats o DoorDash.

Además, estará limitado por la ubicación de la cocina desde la que opera (normalmente un radio de entrega de 5 a 8 kilómetros). Aunque el alquiler puede ser atractivo en zonas de rentas bajas, es posible que no esté en la zona correcta para encontrar a los clientes adecuados.

Hay que tener en cuenta algo más, y es que la reputación de una marca que solo se dedica a la entrega a domicilio se basa en que la comida llegue al cliente en perfecto estado. Los factores fuera del control del propio restaurante pueden afectar a la calidad de la comida, como el hecho de que los repartidores de la comida se detengan para tomar un café o que lleguen tarde. Mantener un alto nivel de calidad de la comida es fundamental para impulsar la repetición de pedidos.

Hay desafíos importantes a la hora de mantener el producto a la temperatura adecuada para que llegue según lo previsto al cliente y garantizar que sea seguro comerlo. Esto significa probar diferentes tipos de empaquetado e invertir potencialmente en recipientes que sean más caros y más difíciles de obtener.

La elección de la tecnología adecuada para la cocina en la nube

La tecnología desempeña un papel fundamental en las cocinas en la nube, ya que la mayoría de los pedidos se realizan en línea a través de un sitio web, una aplicación o integradores de entrega a domicilio.

Una cocina en la nube requiere un sistema tecnológico integrado para aceptar pedidos en línea, procesar pagos y gestionar eficazmente la cocina.

Un requisito clave para una cocina en la nube es contar con un sistema de punto de venta (PDV) que acepte pedidos de diversos canales, como integradores de entrega a domicilio y plataformas de pedidos en línea.

Contar con un sistema de PDV para restaurantes integrado significa que podrá mantener registros de los pedidos de cada plataforma y saber qué plataforma funciona mejor para usted.

Tener acceso a los datos de venta es fundamental para desarrollar estrategias que maximicen sus ventas.

Aunque asociarse con integradores de restaurantes en línea es importante, merece la pena considerar la implantación de su propio sitio web o aplicación móvil para aceptar los pedidos como canal de ventas adicional.

En una cocina en la nube que funcione con rapidez, el tiempo de preparación del pedido suele ser de 10 a 12 minutos, si desea entregar el pedido en un plazo de 30 minutos. Un sistema de control de cocina (KDS) integrado optimizará el tiempo de preparación de los pedidos.

En cuanto se recibe un pedido, este se actualiza en KDS. El personal de cocina puede ver los detalles del pedido y el tiempo de recogida del mismo inmediatamente, y puede preparar el pedido según corresponda. Esto optimiza la gestión de la cocina, maximiza la eficiencia y le permite identificar los retrasos para optimizar aún más el tiempo de preparación.

La gestión eficaz del inventario es esencial para cualquier restaurante, y lo mismo sucede en la cocina en la nube. Un sistema inteligente de gestión del inventario le permite realizar un seguimiento del consumo diario de las existencias y le avisa también cuando es necesario solicitar más productos. Le ayudará a reducir el desperdicio de productos y a mantener el control de sus costes en alimentos.

La tecnología desempeña un papel fundamental en el buen funcionamiento de un negocio de cocina en la nube y también garantiza la eficiencia operativa.

Tener una completa plataforma tecnológica con una integración perfecta entre PDV, KDS y la gestión de inventario garantizará la eficiencia operativa y el buen funcionamiento de su negocio de cocina en la nube.