Uno de los gastos más impredecibles y costosos para los restaurantes corresponde a las tasas por el procesamiento de tarjetas de crédito y pagos. Así que, ¿cuándo es demasiado elevado un gasto?