Desafíos de RR. HH. en el sector de la salud debido a la covid.

Mark Jackley | Estratega de contenido | 16 de marzo de 2023

El papel de los equipos de recursos humanos en el sector de la salud ha experimentado cambios significativos a raíz de la propagación global de la COVID-19 a principios de 2020. Se encontraron en un territorio desconocido, como responsables de mantener el funcionamiento de sus hospitales al asegurarse de contar con suficientes trabajadores para tratar las oleadas de pacientes infectados. Entre otras responsabilidades, se les pidió garantizar la seguridad de los empleados, proporcionarles asistencia para la salud mental y ajustar las políticas de programación de turnos, trabajo remoto y más.

Aunque el polvo ha comenzado a asentarse, la COVID-19 sigue planteando una serie de desafíos importantes para los equipos de recursos humanos. Afortunadamente, los gerentes de recursos humanos han aprendido mucho en los últimos años al enfrentar la Gran Renuncia, una disminución en el número de solicitantes, el aumento de los costos laborales, las huelgas y otros problemas difíciles.

Conclusiones clave

  • Desde el comienzo de la pandemia, los niveles de personal en el sector de la salud han fluctuado bruscamente. Los expertos prevén una escasez de médicos y enfermeras en los próximos cinco a diez años.
  • Las preocupaciones sobre el personal desafían a los equipos de recursos humanos a hacer que sus lugares de trabajo sean más atractivos en la era posterior a la pandemia mediante la mejora de salarios y beneficios, condiciones de seguridad, programación de turnos, cultura organizacional y otros aspectos de la vida laboral.
  • En respuesta a la COVID-19, el papel de los recursos humanos en la industria de la salud se ha ampliado, y ahora los equipos contribuyen aún más a la seguridad laboral y los protocolos de respuesta a emergencias.

Desafíos de recursos humanos en el sector de la salud durante (y después de) la COVID-19

A medida que la pandemia se desarrollaba, los gerentes de recursos humanos en el sector de la salud asumieron una mayor responsabilidad por las personas de sus organizaciones. Los equipos de recursos humanos se centraron en tareas tradicionales como contratar empleados y controlar los costos laborales, al tiempo que asumían nuevos roles, como garantizar un lugar de trabajo sanitario y bien abastecido de materiales de limpieza en medio de escasez de suministros a nivel global.

Volumen de solicitantes reducido
En gran medida debido al estrés de la COVID-19, los empleadores del sector de la salud se enfrentan a una disminución en el número de solicitantes de empleo. Según un informe de 2021 de HRO Today, las solicitudes de empleo para puestos de técnicos quirúrgicos y asistentes de enfermería certificados, por ejemplo, disminuyeron un 52 % en comparación con el año anterior, mientras que las solicitudes para enfermería disminuyeron un 45 %. Incluso las solicitudes para roles no clínicos han disminuido, con una disminución de más del 30 % en las solicitudes de asistentes de dieta. Tendencias similares continuaron en 2022, con expertos en reclutamiento de SIA informando que las empresas de contratación califican su dificultad para cubrir puestos de trabajo en el sector de la salud en 3,75 de 5.

Aunque un equipo de recursos humanos no puede resolver la escasez de talento a nivel nacional, los líderes de recursos humanos están buscando nuevas formas de aumentar el volumen de solicitantes. Los sistemas automatizados pueden ayudar al simplificar el proceso de solicitud, por ejemplo, permitiendo a las personas postularse a trabajos sin necesidad de crear cuentas. Los empleadores del sector de la salud compiten más intensamente por el talento disponible, ofreciendo bonos de contratación, ayudas para la reubicación y, para algunos empleados, la opción de trabajar desde casa. Un hospital en Colorado está adoptando otro enfoque; ya no requiere un título de secundaria para ciertos puestos en el hospital y ofrece financiar aprendizaje adicional después de contratar a las personas.

Renuncias
A finales de 2021, la firma de investigación Morning Consult informó que el 18% de los trabajadores de la salud, casi uno de cada cinco, habían renunciado a sus empleos durante la pandemia, atribuyendo la renuncia a la COVID-19 en sí misma, salarios bajos y agotamiento. Entre aquellos que decidieron quedarse, el 31 % dijo que habían considerado irse.

Desde entonces, los niveles de empleo en el sector de la salud han aumentado al mismo ritmo que la creciente tasa de vacunación contra la COVID y la disminución drástica de las infecciones. El Journal of the American Medical Association informa que para abril de 2022, la tasa de desempleo de la industria de la salud se redujo al 2,28 %, en comparación con el 3,18 % en el punto más alto de la pandemia. Aunque la Gran Renuncia ha disminuido entre los empleadores del sector de la salud, todavía enfrentan problemas de agotamiento crónico, rotación de empleados y escasez general de talento. Para prevenir la próxima ola de renuncias, los gerentes de recursos humanos en el sector de la salud deben ofrecer compensación competitiva y programas para combatir el agotamiento, como políticas renovadas de tiempo libre y horarios.

Limpieza adicional
Un lugar de trabajo sanitario siempre ha sido vital en el sector de la salud, pero en respuesta al COVID-19, los equipos de recursos humanos han revisado las políticas para prevenir la transmisión de enfermedades. Siguiendo las pautas establecidas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) de Estados Unidos y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los equipos de recursos humanos están ayudando a la administración de las instalaciones a mejorar los procedimientos de limpieza. Ahora estas incluyen requisitos adicionales de limpieza para áreas concurridas y de alto contacto, como las salas de espera, ascensores y baños, así como estaciones de trabajo y pertenencias personales de los empleados. También incluyen disponer de abundantes suministros de desinfectante de manos y toallitas, y a veces utilizar barreras físicas, como paneles de plexiglás en los mostradores de recepción. Cuando hay un caso sospechoso o confirmado de COVID en el trabajo, los equipos de recursos humanos están exigiendo una limpieza más frecuente y refuerzan la obligación de que los empleados y los pacientes se laven las manos, usen mascarillas y mantengan la distancia social.

Equipo de trabajo virtual
Al igual que en otras industrias, las organizaciones de atención médica comenzaron a expandir sus programas de equipos de trabajo virtual cuando apareció el COVID.

Tareas como el registro de pacientes, procesamiento de reclamaciones y gestión de historias clínicas pueden realizarse desde cualquier lugar, siempre y cuando el departamento de recursos humanos proporcione pautas sobre la etiqueta del trabajo remoto, incluidas las precauciones de seguridad. AltaMed, un proveedor de servicios de salud comunitaria con sede en Los Ángeles, trasladó a más de 1000 empleados de centros de llamadas, recursos humanos, tecnología de la información y cumplimiento normativo a un modelo de trabajo desde casa, incluso permitiendo que médicos y enfermeras trabajen virtualmente en ocasiones bajo su enfoque de "paredes flexibles". Y al no exigir que ciertos nuevos empleados se deban reubicar, los sistemas de salud pueden cubrir más fácilmente las faltas de personal, especialmente en áreas remotas.

Agotamiento
En una encuesta de 2021 realizada por la Asociación Médica Estadounidense, la mitad de los trabajadores de la salud de Estados Unidos que respondieron, incluyendo al 56 % del personal de enfermería, informaron tener síntomas de agotamiento laboral, que se define como un desgaste físico o emocional que también implica una disminución en la sensación de logro. Una tercera parte informó niveles elevados de ansiedad o depresión, y el 25 % de los médicos encuestados dijeron que planeaban abandonar sus prácticas en un plazo de dos años.

En mayo de 2022, el cirujano estadounidense, Dr. Vivek Murthy, emitió una recomendación sobre el agotamiento laboral y el bienestar de los trabajadores de la salud, al declarar el problema como una prioridad nacional. El Dr. Murthy ofreció la siguiente recomendación para aliviar el agotamiento: "En primer lugar, valorar y proteger a los trabajadores de la salud. Eso significa garantizar que reciban un salario digno, acceso a seguro de salud y tiempo de licencia médica adecuada. También significa que los trabajadores de la salud nunca más deberían quedarse sin el equipo de protección personal adecuado, como les ha ocurrido durante la pandemia". También destacó la necesidad de ampliar el acceso de los empleados a programas de salud mental.

Baja moral
La pandemia de coronavirus ha afectado gravemente la moral de los trabajadores de la salud. En una encuesta de la industria realizada en 2021, el 62% de los encuestados indicó que la preocupación o el estrés relacionados con COVID estaban teniendo un impacto negativo en su salud mental, y el 56 % de los empleados de la primera línea de atención afirmaron tener dificultades para dormir. Como lo expresó un trabajador del hospital en Pennsylvania: "El personal estaba abrumado, los recursos se estaban agotando y nuestra exposición a COVID era extremadamente alta. Fue terrible, sinceramente, y aterrador”. Aunque el COVID-19 no es tan desenfrenado o grave como lo fue hace dos años, la amenaza de infección en el lugar de trabajo nunca desaparecerá.

No todas las amenazas provienen de enfermedades. Según informes de OSHA, el riesgo de agresiones en el lugar de trabajo contra el personal de atención médica es ahora cuatro veces mayor que para los empleados de otros sectores. Una remuneración relativamente baja, la sobrecarga de horarios y el agotamiento son otras causas de baja moral. Para revertir la situación y mejorar la retención de personal en el ámbito de la atención médica, los equipos de recursos humanos deben incorporar el bienestar de los empleados en los valores de su organización y demostrar que es una prioridad ofreciendo un salario competitivo, horarios más equilibrados y programas que fomenten una cultura laboral más empática, donde los empleados sientan que sus necesidades son escuchadas y atendidas.

Modelos de colaboración
Para satisfacer las necesidades de personal al comienzo de la pandemia de COVID-19, las organizaciones de atención médica intensificaron las colaboraciones con agencias de contratación de personal. Por ejemplo, Jackson Healthcare en Georgia se asoció con Healthcare Workforce Logistics para añadir 570 trabajadores, mientras que el Liacouras Center en Filadelfia trabajó con General Healthcare Resources para gestionar su aumento de casos de COVID. Las áreas rurales, en particular, se han beneficiado de este tipo de asociaciones, aunque pueden agregar costos significativos.

Una asociación público-privada creativa, Community Care of North Carolina, patrocinada por agencias estatales, comprende 14 redes regionales de médicos, personal de enfermería, farmacias, trabajadores de servicios sociales y otros, para brindar atención de calidad mucho más allá de los centros urbanos. Aunque los casos de escasez de personal no son tan graves como hace dos años, las ocasiones proyectadas para los próximos años harán que los modelos de asociación sean una opción útil.

Cambios en las políticas
Los equipos de recursos humanos de organizaciones del sector de la salud han implementado cambios generalizados en las políticas para abordar los desafíos relacionados con COVID. Entre ellos se encuentran políticas revisadas para mantener seguros a los empleados y pacientes, limpiar el lugar de trabajo, usar mascarillas y realizarse pruebas. Los departamentos de RR. HH. fueron la principal fuente de información precisa y actualizada sobre la seguridad en el lugar de trabajo en la era del COVID.

Según sea necesario, los encargados de recursos humanos también deberían revisar y mejorar las políticas en las siguientes áreas: programación de turnos; tomarse tiempo libre en el trabajo; permitir el trabajo remoto; contratación e incorporación; ajuste de salarios y beneficios, incluida la incorporación de nuevos beneficios; y buscar y actuar sobre la retroalimentación de los empleados. De hecho, uno de los aspectos positivos de la COVID ha sido una renovación completa de las políticas, encabezada por recursos humanos.

Solicitudes salariales
Según un informe de Kaufman Hall, los costos laborales en el sector de la salud han aumentado más de una tercera parte desde el inicio de la COVID-19. Si bien el trabajo contratado es una de las principales razones de ese aumento, los salarios de los empleados a tiempo completo también están en aumento para compensarlos por tener que trabajar en condiciones extenuantes y enfrentar la amenaza de infección por COVID. Cuando una empresa de contratación encuestó a enfermeras, más de un tercio dijo que planeaban dejar su trabajo pronto, y un mejor salario fue citado como un motivo principal. Peterson-KFF informa que los empleadores de atención médica han respondido aumentando los salarios promedio en un 17 % desde que comenzó la pandemia.

Algunas organizaciones de atención médica han explorado el aumento de los precios para compensar los salarios más altos de enfermeras y otros empleados, argumentando que los programas federales como Medicare han subestimado los costos laborales hospitalarios al ajustar los pagos. Otros sistemas de salud han contenido los costos al vigilar de cerca los gastos de mano de obra contratada, así como las horas extras y el pago adicional.

Falta de suministros
En general, los departamentos de recursos humanos no son responsables de adquirir suministros médicos, pero con la incorporación de la supervisión de la seguridad y la higiene relacionadas con el COVID a sus responsabilidades, los equipos de recursos humanos deben ayudar a garantizar que sus organizaciones tengan cantidades suficientes de desinfectante de manos, mascarillas protectoras, hisopos de prueba de COVID y más. Cuando un hospital de Nueva York se quedó sin hisopos, su departamento de recursos humanos encontró un proveedor que utilizó la impresión 3D y pudo suministrarlos. RR. HH. también debe ayudar a los empleados a sobrellevar la escasez de suministros. Por ejemplo, cuando algunos hospitales pospusieron cirugías debido a la falta de suministros, los equipos de RR. HH. tuvieron que reorganizar los horarios de turnos sobre la marcha para asegurarse de que los médicos estuvieran disponibles cuando se reanudaran las cirugías.

Huelgas laborales
La pandemia ha sido extremadamente difícil para los trabajadores de la salud, lo que ha llevado a muchos de ellos a negociar mejores salarios, beneficios y condiciones laborales. Algunos trabajadores sindicalizados han realizado huelgas, incluyendo a enfermeras de dos hospitales de Nueva York que realizaron una huelga de tres días a principios de 2023. A lo largo de 2022, al menos 30 000 trabajadores de la salud realizaron una huelga, y casi el doble amenazó con hacerlo antes de que se llegara a acuerdos, según Healthcare Dive. Solo en California, los trabajadores de tres importantes sistemas de salud, el Hospital de la Universidad de Stanford, Cedars-Sinai y Kaiser Permanente, realizaron una huelga en 2022.

Los departamentos de RR. HH. en el sector de la salud van más allá del llamado del deber

La COVID-19 creó un estado de emergencia en la industria de la salud. Para ayudar a sus organizaciones a hacer frente a la situación, los líderes de RR. HH. fueron más allá de lo que se les exigía, a veces gestionando la asistencia y respuesta en situaciones de emergencia. De repente, los departamentos de recursos humanos asumieron un papel más importante en la protección de la seguridad de los empleados, creando y haciendo cumplir protocolos de limpieza más estrictos, implementando políticas de pruebas de COVID y estableciendo normas de distanciamiento social y uso de mascarillas. El departamento de recursos humanos también tuvo la delicada tarea de fomentar, a veces exigir, que los trabajadores de la primera línea de atención se vacunaran. Más que nada, los equipos de RR. HH. fueron la principal fuente de información confiable sobre COVID, ya que las condiciones cambiaban rápidamente y los sistemas de salud respondían con nuevas políticas y procedimientos.

Cómo la pandemia cambia el futuro de RR. HH. en el sector de la salud

Una lección importante que los empleadores del sector de la salud llevarán al futuro es la importancia de construir procesos de trabajo flexibles y de apoyo. Tanto la organización como sus trabajadores deben estar preparados para adaptarse cuando ocurra la próxima emergencia de salud pública. El trabajo remoto para ciertos empleos y el crecimiento de la atención virtual requerirán nuevas tecnologías, además de orientación por parte de RR. HH. sobre las pautas para tratar con personas en pantalla y no en persona. A medida que los equipos de RR.HH. contribuyen a diseñar el próximo entorno laboral en el sector salud, la alta dirección debe incorporar a RR. HH. como socio estratégico.

Supera el cambiante panorama de los recursos humanos en el sector de la salud con Oracle

Los desafíos a los que se enfrenta el área de recursos humanos en la era pospandemia requieren aplicaciones adaptadas a la industria.

Oracle Fusion Cloud Human Capital Management (HCM) conecta cada proceso de recursos humanos en un sistema de salud. Los equipos de recursos humanos pueden utilizar la suite de aplicaciones basada en la nube para atraer a los mejores candidatos, así como incorporar de manera eficiente a los nuevos empleados y ayudar a los empleados a explorar nuevos roles. Las aplicaciones de gestión de personal de Oracle Cloud HCM permiten a los empleadores y empleados realizar un seguimiento del tiempo y la mano de obra, tener en cuenta las ausencias y reportar y corregir problemas de salud y seguridad. Las herramientas que capturan la retroalimentación de los empleados y fomentan un entorno de trabajo más colaborativo ayudan a reducir la rotación de personal.

Descubre cómo puedes utilizar la plataforma en la nube de Oracle ME para construir una cultura laboral que atraiga, desarrolle y comprometa a las personas.

Recursos humanos en el sector de la salud: avanzando mediante el perfeccionamiento de su papel

La COVID-19 ha desafiado a las organizaciones de Recursos Humanos en el sector de la salud a reexaminar su rol. Encontrar formas creativas de reclutar nuevos empleados, compartir empleados con otras redes de salud, asociarse con agencias para ampliar sus fuerzas laborales existentes y crear nuevos programas y procesos para retener a los empleados actuales es ahora una prioridad de recursos humanos más importante que nunca. Las preocupaciones por la seguridad también son relevantes a raíz de una pandemia que, hasta enero de 2023, había cobrado la vida de 1,1 millones de estadounidenses. Para muchos gerentes de recursos humanos en hospitales y clínicas, el lavado de manos, el uso de mascarillas y las vacunaciones se han convertido en preocupaciones permanentes.

A medida que el sector sale de la pandemia, los departamentos de recursos humanos deben continuar utilizando todo lo que tienen a su disposición, incluyendo datos y tecnología, para mejorar la vida de los empleados al mismo tiempo que se cuida el resultado final: controlar los costos laborales, evitar demandas de empleados lesionados o descontentos, y cumplir con las regulaciones para evitar multas. El objetivo final sigue siendo el mismo: servir mejor a los pacientes y mejorar los resultados de salud.

Preguntas frecuentes: Desafíos de RRHH en el sector de la salud debido a COVID

¿Qué desafíos han enfrentado los departamentos de RR. HH. en el sector de la salud desde la pandemia de COVID?
Desde que comenzó la pandemia, RR. HH. en el sector de la salud ha enfrentado graves escasez de personal, altas tasas de agotamiento y rotación de empleados, y temores de los empleados de contraer el virus. Los equipos de RR. HH. también han tenido que cambiar las políticas de programación de turnos y trabajo remoto, además de explorar el uso de empresas de contratación para satisfacer las necesidades de personal.

¿Cómo afectó la pandemia de COVID-19 a los trabajadores de la salud?
La pandemia provocó más casos de agotamiento laboral en los empleados y una disminución en el ánimo, lo que llevó a que muchos renunciaran y aceptaran empleos en otros lugares.

¿Cuál es el mayor desafío al que se enfrentan actualmente los profesionales de recursos humanos en el sector de la salud?
Aunque los niveles de contratación en la industria se han recuperado desde la fuerte caída en 2020, las organizaciones de recursos humanos en el sector de la salud enfrentan el desafío de contratar y retener un número suficiente de médicos, personal de enfermería y otro personal. La escasez prevista de personal desafía a los equipos de recursos humanos a crear un entorno laboral más positivo y gratificante.

Captura de pantalla de Solicita de una demostración de HCM

Descubre cómo Oracle Cloud HCM te trae la solución de gestión del capital humano en la nube más completa y unificada.