No se han encontrado resultados

Su búsqueda no coincide con ningún resultado.

Le sugerimos que pruebe lo siguiente para poder encontrar lo que está buscando:

  • Verifique la ortografía de su búsqueda de palabras clave.
  • Utilice sinónimos para la palabra clave que escribió; por ejemplo, intente con “aplicación” en lugar de “software”.
  • Pruebe con una de las búsquedas populares que se muestran a continuación.
  • Comience una nueva búsqueda.
Tendencias de preguntas

IDC MarketScape: Proveedores de software de plataformas de comercio minorista de todo el mundo en 2020

Evalúe el éxito de las soluciones de venta minorista en el diseño, el desarrollo, la instalación, la configuración y el mantenimiento de la evolución de una plataforma completa de comercio minorista.

Explore contenido adicional para el retail omnicanal

¿Qué es una tienda digital?

Descubra cómo puede ayudarle una solución de tienda digital a aumentar el tráfico de la tienda, mejorar el compromiso, impulsar la conversión y aumentar el tamaño de la cesta.

Definición de tienda digital

La tienda digital es un moderno conjunto de soluciones basadas en la nube que permite a los minoristas integrar la infraestructura de sus tiendas y las tecnologías de captación de consumidores, lo que conecta los mundos digital y físico para ofrecer experiencias fluidas en todos los canales que les ayuden a prosperar con el consumidor hiperconectado de hoy en día.

Ofrecer experiencias coordinadas omnicanal en la venta minorista

En el mundo actual, impulsado por el consumidor, los minoristas tradicionales deben utilizar tecnologías digitales innovadoras para conectar con los consumidores a lo largo de su camino hacia la compra, que a menudo termina en la tienda física. Según una reciente investigación sobre los consumidores, el 71 por ciento de los compradores se mantienen fieles a una empresa de venta minorista en función de la velocidad del servicio y la experiencia de pago.

Aprovechar una solución de venta minorista conectada que le ayude a brindar una experiencia omnicanal fluida le ayudará a conocer, captar y convertir a más consumidores en clientes y a dar a sus tiendas una ventaja competitiva, especialmente en el difícil entorno actual del comercio minorista.

Los hábitos de compra de los consumidores siguen cambiando y evolucionando y, a medida que surgen nuevos procesos y experiencias de compra de los clientes, la ejecución lo es todo en términos de éxito en el comercio minorista. Las funciones de la tienda y de los empleados deben transformarse para ofrecer una nueva experiencia de compra que satisfaga las expectativas de los consumidores, incluso cuando estas cambien. Una solución de tienda digital que conecta los mundos digital y físico puede proporcionar las experiencias de compra personalizadas y rápidas que exigen los consumidores modernos.

Mejorar los procesos de los nuevos clientes con una solución de tienda digital

Una investigación de McKinsey & Company determinó recientemente que las marcas que pueden mejorar el recorrido del cliente pueden ver aumentar sus ingresos hasta en un 10 o 15 por ciento, a la vez que reducen el coste de servicio en un 15 o 20 por ciento. Aunque un recorrido digital tradicional (pedido en línea, envío a casa desde un centro de distribución) es el recorrido menos costoso, está claro que lo digital por sí solo no es la respuesta. La clave del éxito para los minoristas es una operación omnicanal flexible y sofisticada.

Tradicionalmente, la modalidad de compra online y recogida en tienda (BOPIS, de sus siglas en inglés) es la más rentable para el minorista, pero no necesariamente la menos costosa para el consumidor. Si el consumidor acude a la tienda para recogerlo, el valor medio del pedido aumenta aproximadamente un 35 por ciento. Es probable que el 75 por ciento de los consumidores que acuden a la tienda realicen una compra adicional y que el 49 por ciento de los compradores realicen compras no previstas mientras recogen sus artículos en la tienda.

A raíz de la pandemia de COVID-19, surgieron nuevos procesos que respetan el distanciamiento social, consideran las experiencias de venta minorista sin contacto y siguen permitiendo el descubrimiento en la experiencia de compra. El riesgo de una mala experiencia del cliente aumenta a medida que se desarrollan las combinaciones de la experiencia de compra, pero también lo harán las innovaciones en el proceso y la tecnología que ayudan a facilitar y mejorar el proceso.

Los minoristas necesitan una experiencia integrada y coordinada que genere transparencia y la flexibilidad necesaria para atender el pedido desde varios lugares para satisfacer las necesidades del cliente. En una época de incertidumbre, los consumidores quieren una experiencia de compra predecible, no retrasos. Por ello, Oracle ofrece una base para las transformaciones digitales en el comercio minorista que no solo aborda la participación del cliente, sino que también aporta una ciencia de datos de primer nivel para informar mejor sobre esos recorridos.

Cinco formas en las que los minoristas y las marcas pueden generar confianza y crear resiliencia

1. Ganarse la confianza de los clientes

La seguridad es la máxima prioridad para los consumidores hoy en día. Los minoristas deben responder adecuadamente y garantizar que se tomen todas las precauciones necesarias antes de que el consumidor entre en la tienda. Los minoristas que operan en varios países tendrán que aplicar un conjunto diferente de requisitos en cada región, todo mientras mantienen la misma experiencia de marca.

2. Estudiar al cliente del comercio minorista

En las dos primeras semanas de reapertura tras los paros relacionados con la pandemia, los minoristas vieron cómo se producían compras transaccionales a medida que los consumidores satisfacían su deseo reprimido de comprar o reponían artículos domésticos agotados. Sin embargo, a las dos semanas de la apertura, los clientes querían volver con seguridad a la experiencia relacional y social del comercio minorista. Es demasiado pronto para saber cómo evolucionará la tendencia, pero lo más probable es que los clientes vuelvan a un modelo híbrido. Y eso es bueno: la investigación de McKinsey confirma que los clientes que compran a través de los canales son dos veces más rentables para el minorista. Al segmentar los datos de los clientes y hacer ofertas relevantes, los minoristas pueden orquestar el retorno de la demanda de los consumidores con un modelo de cumplimiento más flexible.

3. Agilizarlo todo

El personal, las tiendas, el inventario, los pedidos y la cadena de suministro deben ser ágiles y tener capacidad de respuesta. La tecnología puede automatizar y ampliar los procesos empresariales, lo que proporciona flexibilidad para ajustar y adaptar los recorridos de los clientes. Con un nivel de transparencia operativa, los minoristas obtienen una visión única de los pedidos, el inventario y los clientes, y pueden responder con mayor eficacia para proteger los márgenes, independientemente de las cambiantes restricciones de apertura y cierre que rigen los negocios y a los consumidores de todo el mundo.

4. Potenciar el comercio minorista con perspicacia

Sí, los datos están cambiando. El consumidor actual tiene un acceso ilimitado a la información, más información que la que tienen muchos empleados de las tiendas cuando están en su puesto de trabajo. Nivele el campo de actuación de su equipo y dé al empleado de la tienda las herramientas y los datos necesarios para crear una experiencia superior. Aproveche la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para anticiparse a las necesidades del consumidor y elevar la experiencia de su cliente y su equipo para así impulsar nuevos niveles de satisfacción para ambos.

5. Establecer canales de comunicación con el cliente

Los minoristas deben implementar comunicaciones localizadas. Si su operación de venta minorista se cierra en un lugar, comuníquese con los clientes a nivel local para redirigir la demanda a lugares y canales alternativos. Por ejemplo, si vuelven a subir los contagios en Londres, es probable que la ciudad deje abiertas las tiendas del sureste. Gracias a la tecnología, los minoristas pueden comunicarse de forma más específica, introducir nuevas oportunidades para satisfacer la demanda y contener el impacto en su negocio.