9 formas de reducir las interrupciones de la cadena de suministro

Mark Jackley | Estratega de contenidos | 13 de julio de 2023

Antes de la pandemia, los consumidores apenas sabían qué eran las cadenas de suministro, y se quejaban mucho menos de la escasez o el incremento de precios causados por las interrupciones. Sin embargo, más de tres años después de la irrupción de la COVID, las cadenas de suministro se han incorporado al léxico cotidiano, y aunque las interrupciones han disminuido, sus efectos siguen siendo una de las principales preocupaciones. Afectan a todos en la cadena de bienes y servicios globales: fabricantes, proveedores de materias primas y piezas, expedidores, transportistas, mayoristas, retailers y consumidores.

Si bien se aprecian indicios de que las cadenas de suministro están empezando a volver a un estado más normal, como el hecho de que los precios del transporte de mercancías y los contenedores hayan disminuido constantemente, las empresas aún están preocupadas. En una encuesta reciente, más del 80 % de los responsables de las cadenas de suministro anticipan que los desafíos a los que se enfrentan empeorarán o se mantendrán iguales durante la mayor parte de 2023. La mayoría de los encuestados informaron haber experimentado al menos una interrupción de la cadena de suministro en 2022.

Afortunadamente, existen formas eficaces de anticipar las interrupciones y amortiguar su impacto. El primer paso es entender la multiplicidad de causas y disponer de un plan para minimizar sus efectos.

¿Qué es una interrupción de la cadena de suministro?

Una interrupción de la cadena de suministro es cualquier problema importante que afecte a la cadena global de fabricantes, proveedores, expedidores, transportistas (empresas de ferrocarriles y camiones), mayoristas y retailers, y que evite que los bienes y los materiales fluyan como de costumbre. Para los fabricantes, estos problemas provocan retrasos en los envíos, plazos de entrega más largos, exceso o falta de inventario en almacenes y tiendas, mayores costos y precios más altos para los clientes. Algunas interrupciones son predecibles, como cuando la demanda de vacaciones agota las existencias de los artículos más vendidos. Otras causas, como la pandemia global, un fenómeno meteorológico importante, una violación de la seguridad de la información o una huelga repentina, pueden producirse en cualquier momento.

Las interrupciones afectan a todos los integrantes de la cadena de bienes y servicios globales, como proveedores de materiales, fabricantes, distribuidores, mayoristas, retailers y consumidores.

Las interrupciones afectan a todos los integrantes de la cadena de bienes y servicios globales, como proveedores de materiales, fabricantes, distribuidores, mayoristas, retailers y consumidores.

Relación entre la eficiencia de la cadena de suministro y la reducción de riesgos

Las cadenas de suministro deben ser eficientes, y el hecho de que todos los participantes dispongan de estrategias de reducción de riesgos contribuye a minimizar las interrupciones. Suena bien, pero ¿qué significan la eficiencia y la reducción de riesgos?

La eficiencia de la cadena de suministro generalmente implica operar con los costos y los niveles de inventario más bajos, al tiempo que se limitan las rutas duplicadas, las instalaciones y el inventario de reserva, también llamado stock de seguridad. La reducción de riesgos implica identificar los riesgos de la cadena de suministro, tomar medidas para reducirlos y elaborar planes de respuesta en caso de que un riesgo desencadene una interrupción.

Los fabricantes deben equilibrar la eficiencia y la reducción de riesgos, hallando formas de operar a bajo costo sin dejar de garantizar que sus negocios puedan resistir los cambios inesperados en la cadena de suministro.

Existen dos tipos generales de riesgo en las cadena de suministro.

Los riesgos internos incluyen múltiples factores, incluidos procesos ineficaces de gestión de la cadena de suministro (SCM), tecnologías obsoletas de SCM y errores humanos (como introducir información incorrecta en una orden de compra). Al mejorar la eficiencia de su SCM, los fabricantes pueden mejorar el equilibrio entre la oferta y la demanda, llevando los productos a los lugares adecuados en el momento oportuno y al menor costo. Por ejemplo, la automatización de la cadena de suministro puede aumentar la eficiencia, ya que su aplicación redunda en datos más rápidos y precisos que contribuirán a mejorar la planificación de la demanda y ahorrarán dinero con el tiempo.

Los riesgos externos que escapan al control de un fabricante incluyen eventos climáticos importantes (como cuando un huracán cierra un proveedor clave), una huelga de conductores de camiones o un evento geopolítico importante, como una guerra o un embargo comercial relacionado. Aunque los fabricantes no pueden detener el tiempo y tienen poco control sobre otros factores externos, sí pueden tomar medidas para reducir esos riesgos, incluida la diversificación de proveedores y rutas de envío. Sin embargo, estas medidas de mitigación de riesgos pueden incrementar los costos. Aquí el objetivo es la estabilidad, no necesariamente la eficiencia. Por ejemplo, aumentar los proveedores extranjeros con uno nacional podría reducir el riesgo, pero la fabricación local también podría presentar un precio más elevado. Es una contrapartida que debemos asumir para mantener la estabilidad de la cadena de suministro a largo plazo.

Conclusiones clave

  • Los expertos creen que durante los próximos años seguirán produciéndose grandes interrupciones.
  • Las interrupciones en las cadenas de suministro se deben tanto a factores de riesgo internos, generalmente procesos ineficientes, como a factores externos, como guerras y desastres naturales.
  • Un enfoque integral que aborde todos los tipos de riesgos resulta fundamental para reducir las interrupciones de la cadena de suministro y disminuir su impacto.

Interrupción de la cadena de suministro: explicación

Las cadenas de suministro son complejas. Se extienden por todo el mundo y conectan a socios de todas las regiones y países. Como cualquier cadena, la de suministro tiene la misma fuerza que sus eslabones más débiles.

Por ejemplo, cuando la COVID comenzó a propagarse, las empresas de transporte por carretera tuvieron problemas para contratar conductores de camión, que ya escaseaban antes de la pandemia. Las mercancías se amontonaban en los puertos mientras se quedaban vacíos los estantes de las tiendas. Cuando los artículos escasos volvieron a estar disponibles, sus precios resultaban prohibitivos. Una interrupción llevaba a otra. No había soluciones rápidas. En 2023, aún existe una escasez de conductores de camiones, de modo que las empresas de transportes se han visto obligadas a comenzar a contratar conductores de tan solo 18 años de edad. Los empresas de transporte también ofrecen lucrativas bonificaciones en los contratos.

Las aplicaciones inteligentes de gestión, fabricación y compras de la cadena de suministro pueden ayudar a los socios a prepararse para los continuos cambios en las condiciones de mercado y las disrupciones, y a adaptarse a ellas. Estas aplicaciones incluyen herramientas de planificación que crean modelos de escenarios y determinan la probabilidad de que se sucedan determinados eventos, como una interrupción causada por las condiciones climatológicas. También pueden incluir casos de uso predefinidos que arrojen luz sobre diversas interrupciones y recomienden las acciones que se deban llevar a cabo.

Sin embargo, cuando se produce una tormenta perfecta como la COVID, las interrupciones son tan profundas que las cadenas de suministro se ven desbordadas. Incluso en los momentos de mayor estabilidad, pueden producirse eventos globales. Por ejemplo, una sequía en California podría obligar a los supermercados estadounidenses a importar aguacates, lo cual provocaría que se repercutiera el incremento del precio por los costos del envío internacional a los clientes que los comprasen.

¿Qué causa las interrupciones de la cadena de suministro?

Las interrupciones de la cadena de suministro se deben a dos tipos de riesgos: internos, que las empresas pueden reducir y, por lo tanto, controlar, y externos, que escapan a su control. En las vastas cadenas de suministro actuales, las empresas se enfrentan a ambas, aunque de diferentes maneras.


Riesgos internos

Los riesgos internos, principalmente ineficiencias de la cadena de suministro y errores de datos, pueden provocar retrasos en el flujo de bienes.

  • Riesgos de planificación y previsión
    Normalmente, los planes de demanda imprecisos se basan en datos obsoletos y provocan que los fabricantes produzcan un volumen de artículos excesivo o insuficiente. Por ejemplo, los planificadores que prevean manualmente la demanda en lugar de utilizar una aplicación de planificación de la demanda sofisticada podrían sobrestimarla, lo que daría lugar a altos niveles de inventario no vendido, rebajas de productos y márgenes de beneficio más bajos.
  • Cambios internos en la empresa
    Cuando las empresas se reorganizan o se van algunos de los cargos clave, pierden conocimiento institucional. Para minimizar la interrupción de la cadena de suministro causada por este trastorno y la rotación de profesionales, las empresas deben estandarizar sus procesos de SCM, automatizando todas las tareas que puedan.
  • Ausencia de planes de contingencia
    Todas las empresas que dependen de una cadena de suministro deben contar con planes diseñados para los peores escenarios posibles. Por ejemplo, las empresas pueden supervisar el rendimiento financiero de sus proveedores para medir cuáles corren mayor riesgo de interrumpir sus operaciones y, en consecuencia, reducir su dependencia de ellos. Asimismo, las empresas pueden reducir su dependencia de proveedores ubicados en países con inestabilidad política.
  • Errores de fabricación
    Cuando las órdenes de fábrica son incorrectas y los proveedores envían demasiados o muy pocos artículos, el fallo podría deberse al fabricante, posiblemente a un error humano derivado de procesos manuales. Llevar a cabo actualizaciones a tecnologías más recientes con una herramienta de automatización integrada puede reducir estos errores y los costos asociados.
  • Errores en órdenes de envío
    Los errores humanos también pueden provocar retrasos en el envío e incrementos de costos. Por ejemplo, si un jefe de almacén calcula incorrectamente el peso dimensional de un envío, la empresa de transportes deberá dedicar tiempo a corregir el error. Si se repiten estos errores, aumenta el impacto sobre las finanzas de la empresa.

Riesgos externos

Los riesgos externos, como guerras y desastres naturales, pueden provocar graves interrupciones en la cadena de suministro. A continuación incluimos otros riesgos externos:

  • Cambios externos a la empresa
    Si otra empresa con diferentes procesos de negocio adquiere un proveedor o, de repente, se enfrenta a una escasez de trabajadores por diversos factores, los clientes industriales del proveedor podrían sufrir interrupciones en la cadena de suministro. Los fabricantes afrontan estas interrupciones diversificando sus carteras de proveedores y agregando fuentes alternativas.
  • Amenazas para la seguridad de la información
    Es extremadamente difícil detener el ransomware y otros ciberataques, que pueden suponer un perjuicio real para las operaciones de un fabricante. Los atacantes son cada vez más sofisticados y tienen la ventaja del factor sorpresa. Es crucial que los fabricantes inviertan en soluciones eficaces de seguridad de la información y que los expertos gestionen ese riesgo. Las empresas también contratan seguros para reducir su exposición a ciberataques, como los que se dirigen a los sistemas de la cadena de suministro.
  • Fluctuaciones de precios
    La escasez de materias primas, los picos repentinos de la demanda y los desastres naturales son algunos de los innumerables factores que obligan a los proveedores a incrementar sus precios, pero pueden volver a bajar a medida que se atenúen. A veces, el incremento de los precios se debe al aumento de los costos de mano de obra o transporte. Aunque los fabricantes, en su mayor parte, no pueden controlar estos factores, sí pueden elaborar planes para abordarlos.
  • Retrasos en el transporte
    En ocasiones, los expedidores y los transportistas no logran entregar suministros a tiempo o que jamás lleguen a destino por diversos motivos, como malas condiciones climáticas, huelgas, embargos comerciales y averías en los medios de transporte. A finales de 2022, los problemas de transporte habían disminuido sustancialmente en comparación con el año anterior, cuando los puertos marítimos estaban bloqueados y las empresas de transporte por carretera carecían de suficientes conductores. Pero los retrasos en el transporte siguen siendo comunes, lo que deja a los fabricantes y otros clientes comerciales con poco margen para rectificar. Por ejemplo, es prohibitivo para los fabricantes pasar del flete marítimo al flete aéreo, y si eso ocurre, aún podrían sufrir retrasos en el transporte de mercancías a almacenes y luego a tiendas.
  • Factores económicos, políticos y ambientales
    La guerra en Ucrania es un ejemplo de un acontecimiento mundial que afecta a la oferta. En respuesta a las sanciones económicas impuestas por las potencias industriales del G7, Rusia redujo sus exportaciones de gas a la Unión Europea, causando escasez y precios más altos. Entretanto, los grandes fabricantes estadounidenses han tenido que lidiar con la reducción de los suministros de platino y arrabio rusos y el consiguiente incremento de los precios. Las empresas pueden anticiparse y responder a estos desafíos diversificando su cartera de proveedores, incluidos los nacionales, así como seguir las instrucciones de sus aplicaciones de gestión de riesgos y planificación de escenarios.

Nueve estrategias para la gestión de interrupciones en la cadena de suministro

Para prepararse y gestionar las interrupciones de la cadena de suministro, los fabricantes más cautos toman medidas que abordan los riesgos tanto internos como externos, controlando lo que pueden controlar y mitigando los riesgos de factores y eventos que escapen a su control. A continuación enumeramos una serie de buenas prácticas recomendadas que no debes pasar por alto.

1. Crea un plan de gestión de riesgos

Un modelo de planificación muy utilizado para reducir los riesgos de la cadena de suministro es el conocido como "PPRR": prevención, preparación, respuesta y recuperación. Con este modelo, los fabricantes toman medidas para evitar los riesgos de la cadena de suministro que pueden controlar, preparan un plan de contingencia para hacer frente a las interrupciones que no pueden controlar o que suceden de forma repentina, responden ejecutando planes predefinidos para reducir el impacto de cada interrupción y, posteriormente, logran que sus cadenas de suministro recobren su capacidad habitual lo antes posible.

Un plan de gestión de riesgos para las cadenas de suministro podría centrarse más en los riesgos externos, como la posibilidad de un conflicto geopolítico, un fenómeno meteorológico importante o la escasez de mano de obra. Sin embargo, estos planes también deben identificar los riesgos internos, como las interrupciones de los procedimientos en caso de que los equipos de fabricación se reestructuren, y recomendar acciones para eliminar o reducir esos riesgos.

2. Diversifica tu cartera de proveedores

Los fabricantes que confían en un único proveedor para ciertos componentes, ingredientes u otros materiales corren el riesgo de sufrir interrupciones importantes si se produce algún inconveniente que impida que el proveedor cumpla los pedidos. Merece la pena diversificar los proveedores, pero no siempre es fácil. Por ejemplo, un fabricante que decide utilizar tres proveedores en lugar de uno corre el riesgo de dañar una relación importante. Tal vez el proveedor inicial aumentará los precios para compensar la caída en los volúmenes de órdenes. Del mismo modo, los nuevos proveedores pueden exigir determinadas garantías, como formalizar más operaciones, que les brinden la seguridad de que son percibidos como verdaderos socios, no simplemente como un obstáculo.

En otro escenario, un fabricante estadounidense podría reforzar a un proveedor extranjero con la incorporación de uno nacional. Esta práctica ayuda a mitigar los riesgos relacionados con el comercio, el envío de mercancías y otros muchos, pero puede aumentar los costos del fabricante. A veces, no hay más opción que contar con un único proveedor, debido a su capacidad única de proporcionar algún elemento vital para el negocio. Para lograr lo que algunos expertos llaman "el abastecimiento continuo", los fabricantes deben recurrir a la creatividad y la diplomacia. Este es uno de los costos de hacer negocios.

3. Mejora la comunicación y las relaciones con los proveedores

Los fabricantes pueden reducir las interrupciones comunicándose con los proveedores y gestionándolos mejor. La mayoría de los fabricantes designan a una persona o equipo para gestionar las relaciones con los proveedores. Dependiendo de las circunstancias, una reunión trimestral, mensual o más frecuente constituye una gran oportunidad para discutir problemas y hallar soluciones conjuntas.

Disponer de sistemas automatizados puede mejorar las relaciones con los proveedores. Por ejemplo, un sistema que permita a los proveedores enviar notificaciones automáticas cuando se retrasen las órdenes ofrece a los clientes de fabricación más tiempo para ajustar sus plazos.

Es importante que los fabricantes expresen con claridad lo que esperan de los proveedores en sus contratos y los revisen con regularidad. Muchos fabricantes invierten en sistemas para mejorar el seguimiento de los suministros y el inventario: así, en las conversaciones con los socios comerciales contarán con datos actuales y precisos.

4. Utiliza la tecnología y la automatización

Las nuevas tecnologías están provocando que las cadenas de suministro sean más resilientes a las disrupciones. Un ejemplo: los fabricantes establecieron capacidades de impresión 3D, que a menudo resultan menos costosas que la fabricación convencional, en plantas más cercanas, lo que reduce su dependencia de fuentes extranjeras. Otro ejemplo: las nuevas aplicaciones de logística ayudan a que los fabricantes ajusten las cargas de mercancías y la capacidad de transporte de forma más rápida y precisa que cuando se hace manualmente.

El fabricante de equipos de golf TaylorMade confía en software que integra datos de todos los sistemas de la cadena de suministro para mejorar la planificación y la gestión de órdenes. Cuando la demanda de sus palos, pelotas y otros artículos se disparó en el verano de 2020 y jugar al golf era una de las pocas actividades sociales seguras durante la pandemia de COVID, la empresa estaba preparada. "Contar con sistemas más robustos nos ayudó a mantener nuestro inventario en movimiento", dice Dave Brownie, vicepresidente sénior de operaciones globales de TaylorMade. "Cuando se volvió a permitir la práctica del golf, de la noche a la mañana estábamos enviando una demanda récord de artículos con mucho menos inventario".

5. Aumenta la visibilidad de la cadena de suministro

La falta de acceso a información clave en todas sus cadenas de suministro provoca que los fabricantes sean vulnerables a las interrupciones. La visibilidad de la cadena de suministro les permite realizar el seguimiento de los componentes, los subensamblajes y los productos terminados desde el momento en que son enviados por los proveedores o los remitentes. Los sistemas integrados mejoran la visibilidad, ya que recopilan y comparten datos en puntos clave de la cadena de suministro, y controlan las actividades de compra, producción y envío, entre otras.

Por ejemplo, al tener visibilidad del proceso de un proveedor, un fabricante sabe qué órdenes están en producción y cuáles están en tránsito, lo cual resulta de gran utilidad para gestionar las expectativas y evitar sorpresas desagradables. Al poder comprobar con claridad las prácticas de sostenibilidad de un proveedor, el fabricante puede determinar si recurrir a él plantearía un riesgo legal, de reputación o financiero. También es importante mantener visibles los procesos internos. Por ejemplo, la visibilidad del inventario en tiempo real facilita a los fabricantes el reaprovisionamiento de existencias y la satisfacción de la demanda prevista.

6. Invierte en inventario de reserva

El inventario de reserva, también llamado inventario de seguridad, es una reserva de productos que los fabricantes y otros participantes de la cadena de suministro tienen a mano en caso de retrasos en el suministro o picos de demanda. Por supuesto, el inventario adicional ocupa espacio en el almacén y aumenta los costos, pero permite a las empresas satisfacer la demanda sin aumentar o reducir los precios bruscamente. El inventario de reserva también ayuda a prevenir la escasez de alimentos, suministros médicos y otros artículos de vital importancia. A la hora de calcular la cantidad de inventario de reserva necesario, los fabricantes consideran cuánto tiempo se tarda en pedir productos, las tendencias del inventario y los ciclos de demanda anuales.

7. Utiliza análisis predictivos de la cadena de suministro

Los fabricantes utilizan software de analítica de datos predictiva para ejecutar simulaciones que permitan identificar escenarios futuros probables y creen modelos de escenarios que pueden sugerir la necesidad de revisar las prácticas de la cadena de suministro. Para realizar estos análisis, es preciso recopilar datos exhaustivos y precisos. Por ejemplo, un fabricante puede utilizar datos sobre tendencias históricas de demanda e inventario, así como información extraída de redes sociales sobre huelgas laborales, incendios, inundaciones y quiebras de empresas, para predecir las interrupciones de la cadena de suministro y supervisar sus efectos a medida que se desarrollan.

8. Implementa una gestión ágil de la cadena de suministro

Para que las cadenas de suministro globales sean eficientes, las empresas deben elaborar previsiones y planificar a largo plazo. Por ejemplo, las fábricas suelen programar la producción con meses de antelación. Si bien esta planificación metódica resulta clave, los fabricantes deben estar listos para adaptarse a las interrupciones causadas por la escasez de suministro, problemas de calidad o interrupciones en el funcionamiento de la maquinaria. Muchos fabricantes ajustan sus planes con más frecuencia, a veces cada día o semana. Dependen de aplicaciones basadas en la nube que recopilan datos en tiempo real y los analizan rápidamente, lo cual ayuda a simplificar el proceso de creación de planes y programas. Si estas mejoras de los procesos son fundamentales, también lo son las que afectan al personal, como capacitar a los responsables de la cadena de suministro para que tomen decisiones sobre el terreno. Si un responsable de logística se entera de que un cargador prevé que se producirá una huelga laboral, decidirse rápidamente por otro proveedor podría evitar retrasos.

9. Controla el rendimiento del proveedor

Un proveedor poco confiable tarde o temprano provocará una interrupción. Al supervisar el rendimiento de los proveedores, los fabricantes pueden detectar problemas cuando y donde ocurran, evaluar su gravedad, proporcionar comentarios informados a los proveedores, colaborar para buscar soluciones y decidir si los problemas de rendimiento son motivo suficiente para poner fin a la colaboración.

Los fabricantes miden el rendimiento de los proveedores de muchas maneras, como el cumplimiento de los contratos; el rendimiento operativo (calidad de trabajo, plazos de entrega, entrega a tiempo o entrega completa); los procesos de negocio (prevención de defectos, inspecciones o cumplimiento normativo); y la salud financiera (riesgo de quiebra, liquidez o rentabilidad). Muchos fabricantes utilizan un cuadro de mando de indicadores clave de rendimiento, por ejemplo, el porcentaje de entregas puntuales. Las medidas estándar permiten a las empresas realizar comparaciones entre proveedores similares. La supervisión del rendimiento funciona mejor cuando es constante, se llevan a cabo análisis frecuentes y se realiza el seguimientos de los proveedores, de la misma forma que las empresas supervisan el rendimiento de los empleados de manera cotidiana.

La preparación para la interrupción de la cadena de suministro incluye la gestión de riesgos, el aumento de la visibilidad, la predicción de interrupciones y la reducción del impacto.

La preparación para la interrupción de la cadena de suministro incluye la gestión de riesgos, el aumento de la visibilidad, la predicción de interrupciones y la reducción del impacto.

Obtén más información sobre las soluciones de gestión de la cadena de suministro de Oracle

Con Oracle Fusion Cloud Supply Chain Management (SCM), las empresas pueden responder rápidamente a cualquier cambio en la cadena de suministro. Las soluciones de planificación anticipan la demanda y gestionan la oferta al tiempo que facilitan la colaboración con los socios. Las soluciones de gestión de inventario controlan el flujo de bienes en toda la organización y las redes de suministro. La plataforma continuamente actualizada se conecta a los sistemas de fabricación (y fabricación inteligente) y RR. HH., fortaleciendo los que a menudo son los eslabones más débiles de las cadenas de suministro: las competencias y el conocimiento de los empleados. La plataforma incluye centros de mando de la cadena de suministro, ofreciendo casos de uso predefinidos y acciones recomendadas que aceleran la toma de decisiones cuando se producen interrupciones.

Preguntas frecuentes sobre la interrupción de la cadena de suministro

¿Por qué es importante gestionar el riesgo en las cadenas de suministro y evitar interrupciones?
Gestionar los riesgos de la cadena de suministro y evitar interrupciones ahorra dinero, maximiza los ingresos, protege la reputación y mantiene a los clientes satisfechos.

¿Cómo se pueden prevenir las interrupciones de la cadena de suministro?
Las interrupciones de la cadena de suministro se pueden prevenir reduciendo los riesgos internos, como la visibilidad limitada causada por silos de información, y los externos, como fenómenos climáticos, cuellos de botella en el transporte y proveedores con capacidad reducida.

¿Cuál es la solución a la crisis de la cadena de suministro?
No existe una única solución. Los expertos recomiendan una combinación de estrategias para reducir el riesgo y prepararse para posibles interrupciones. Entre ellas se puede incluir una apuesta por diversificar la cartera de proveedores y devolver al menos algunas capacidades de fabricación al país desde donde opere la empresa.

Captura de pantalla: Solicita una demostración de SCM

Descubre cómo Oracle ayuda a los fabricantes a crear cadenas de suministro resilientes.