El futuro de la IA generativa y cómo esta ayudará a los CFO a maximizar la productividad financiera

Keith Causey, vicepresidente sénior de transformación y desarrollo de ERP en la nube | 29 de abril de 2024

Keith Causey es censor jurado de cuentas y ha desempeñado cargos ejecutivos de finanzas, contabilidad y tecnología de la información en empresas de los sectores de la hostelería y el entretenimiento, la fabricación y las comunicaciones.

En un contexto financiero rápidamente cambiante, el auge de la inteligencia artificial (IA) y la IA generativa (GenAI) presenta una oportunidad de transformación para las empresas. Para los directores financieros, llevar a su organización a buen puerto en este entorno plantea un desafío benéfico que permitirá lograr incrementos sustanciales de productividad y valor. Anteriormente hemos escrito sobre el papel que desempeña la IA generativa en la transformación radical de la función financiera. Aquí, nos centraremos en la productividad, las funcionalidades de IA disponibles para conseguir mejoras inmediatas y el futuro a corto plazo en términos de aprovechamiento de la potencia de la IA generativa para permitir a nuestros equipos financieros alcanzar nuevos niveles de productividad y eficiencia.

Incremento de la productividad: la mina de oro sin explotar

Los estudios prevén que el incremento de productividad global derivado tan solo del uso de la IA superará los siete billones de dólares en la próxima década, pero solo una fracción de las empresas (menos del 30 %) están sacando plenamente partido de la IA para sus finanzas. Nos hallamos sobre una mina de oro, y ha llegado el momento de actuar.

Los equipos de finanzas tienen mejoras significativas de productividad al alcance de la mano con la adopción de IA tradicional ya integrada en las principales plataformas ERP nativas en la nube que integran software e infraestructura. La IA tradicional ofrece automatización, previsiones de cifras e información valiosa que pueden mejorarse aun más con las descripciones de texto de la IA generativa. Hoy en día, estos sistemas están automatizando casi todos los aspectos de los flujos de transacciones de extremo a extremo, como, por ejemplo:

  • Reconocimiento inteligente de datos para su ingesta.
  • Confrontación de datos con procesamiento rápido de transacciones.
  • Conciliaciones en segundo plano en paralelo al procesamiento.
  • Detección de anomalías para ayudar a reducir los riesgos.
  • Análisis predictivos en tiempo real para una gestión financiera proactiva.
  • Controles financieros avanzados para controlar las fugas de efectivo y el fraude.
  • Inteligencia de proveedores para mejorar el abastecimiento y la evaluación.

Y mucho más.

Nuevas fuentes de productividad

Para ilustrar el impacto de la automatización en la función financiera, veremos en un par de ejemplos concretos cómo las empresas están impulsando su productividad. En primer lugar, el procesamiento de transacciones se ha vuelto altamente automatizado y está en camino hacerse totalmente sin contacto. La base de clientes de Oracle Fusion Cloud ERP está repleta de organizaciones que utilizan funcionalidades inteligentes basadas en IA para el reconocimiento de datos y la confrontación automatizada, con el fin de incrementar sustancialmente el número de cuentas a pagar procesadas electrónicamente. Por ejemplo, una empresa del sector de la automoción logró una automatización superior al 90 % con una precisión casi perfecta desde el primer momento para millones de transacciones.

En segundo lugar, los clientes que utilizan Oracle Cloud ERP disminuyen regularmente la duración de su cierre contable, y aquellos que utilizan las funcionalidades de IA integradas, como la detección de anomalías con información valiosa y devengos y conciliaciones automatizadas, logran ventajas aún mayores. Un emporio hotelero experimentó un incremento de su eficiencia de más del 50 %, con una reducción sustancial de los asientos y las conciliaciones manuales, así como del uso de hojas de cálculo. Más allá de este aumento de la productividad, la compañía cosechó el beneficio adicional de reducir el tiempo y el esfuerzo de auditoría gracias a la mejora de la calidad de los datos financieros resultantes. Estos beneficios permitieron al equipo financiero centrarse en actividades de mayor valor, incluida la mejora continua de los procesos, la innovación y la extracción del mayor valor posible de la plataforma ERP en la nube.

Mejora de la productividad: perspectivas de futuro

De cara al futuro, resulta emocionante imaginar cómo combinaremos las fortalezas de la IA tradicional existente con las descripciones de la IA generativa para impulsar aún más la productividad. La IA generativa incrementa el valor de la IA tradicional mediante la producción y el análisis de texto y elementos visuales para proporcionar conclusiones y recomendaciones contextuales. La IA generativa ofrece esta información valiosa, ayudando a crear nuevo contenido que los profesionales de finanzas pueden revisar, ajustar y ampliar, como informes, gráficos, infografías, diapositivas e incluso imágenes y vídeos. La productividad se puede mejorar aún más mediante un acceso más sencillo a la información gracias a la IA generativa, que permite utilizar lenguaje natural para acceder rápidamente a los datos, incluidos aquellos protegidos confidencialmente por la seguridad nativa en la nube de los ERP. Esto puede conducir a más funcionalidades de autoservicio, una aceleración de la generación de nuevas ideas y más innovación.

La IA generativa permite dar el siguiente paso e ir más allá de la IA tradicional. Para los profesionales de finanzas, esto se traduce en ofrecerles un contexto más detallado y explicaciones útiles que respalden una toma de decisiones basada en hechos. La IA generativa les permite elaborar texto que explique las variaciones y tendencias, redactar comentarios contextuales para explicar las previsiones producidas por los modelos predictivos y permitir una comprensión de los factores clave que impulsan los pronósticos, al tiempo que proporciona sugerencias útiles de forma proactiva.

La IA generativa puede proporcionar análisis contextuales, como en esta captura de pantalla de la aplicación, que muestra un ejemplo hipotético de análisis de ingresos por región y un informe de estado de la cadena de suministro.

Aplicaremos IA generativa para producir borradores de texto con el fin de generar informes financieros internos y externos, y en última instancia disfrutaremos de experiencias conversacionales en las que la IA generativa actuará como un empleado virtual que nos ayudará a consultar información para recuperar, visualizar y analizar datos de forma más sencilla, así como para un análisis y una toma de decisiones más sofisticados. La IA generativa también se puede aplicar para proporcionar el tipo de asistencia contextual necesaria para lograr actividades B2B sin contacto entre proveedores, compradores, bancos y proveedores logísticos.

Gracias a la IA generativa, las perspectivas de automatizar completamente más actividades financieras y mejorar aún más la productividad crecen exponencialmente. Con este avance, nuestro objetivo de lograr operaciones sin contacto en una función financiera sin interrupciones está más cerca de convertirse en una realidad.

Hacia un futuro productivo

Incrementar la productividad es un primer paso fantástico de por sí. Como CFO, también debemos esforzarnos por impulsar el valor derivado de los conjuntos de competencias más sofisticados de nuestro equipo. Esto implicará un cambio hacia el uso de la IA para respaldar acciones y actividades que se alineen con objetivos estratégicos, como aumentar los ingresos, reducir los costes, maximizar el flujo de efectivo, mejorar la supervisión y las tácticas de cobro e incluso ofrecer sugerencias para mejorar las tácticas de negociación, tanto para compradores como para vendedores. También debemos focalizarnos en centralizar las actividades no estratégicas, fomentar la innovación y permitir una toma de decisiones oportuna.

Con una visión clara, una gestión de cambios experta y opciones tecnológicas estratégicas, podemos guiar a nuestras organizaciones hacia un futuro en el que las finanzas no serán solo una función de apoyo, sino una fuerza que impulsará la productividad y la innovación, un departamento que guiará a la empresa hacia una toma de decisiones más inteligente y hacia logros estratégicos.

En pocas palabras: la IA generativa no es una nueva tecnología que adoptar, sino que ofrece una oportunidad de renovar la forma en que funcionan las finanzas.

Abracemos un futuro en el que las finanzas se convertirán en un catalizador del cambio gracias al potencial ilimitado de la IA generativa.

Más información

Para obtener más información sobre cómo los CFO se están convirtiendo en el principal agente del cambio, consulta IA generativa: un cambio radical para los CFO y las finanzas. En nuestro próximo artículo, exploraremos cómo la IA generativa mejorará aún más los conocimientos y las previsiones.