Customer Concepts CX— Automatización de la experiencia

Customer Experience: Consiga todos los artículos en una revista descargable

Consiga todos los artículos en una revista descargable

El marketing en diversos canales implica una organización multifuncional

A medida que sigue aumentando el número y el tipo de canales utilizados para llegar a los clientes, a las organizaciones les resulta más complicado determinar cuál es la forma más efectiva de atraer y mantener a los clientes potenciales ideales y gestionar el proceso para hacerlo internamente.

Por lo tanto, hoy más que nunca es importante implementar una integración multicanal, interna, que refleje cada uno de los puntos del proceso de marketing. Obtener la fórmula adecuada internamente no solo le permitirá ofrecer programas unificados y coherentes, sino que también permitirá a los profesionales del marketing controlar su actividad, evaluarla y, lo más importante, utilizar los conocimientos adquiridos para actuar de forma más efectiva.

Aunque es evidente que las organizaciones van a adaptar su estrategia de canal externa a las necesidades de su público, sector y objetivos, el hilo conductor de las iniciativas de marketing de todas las organizaciones, ya sean B2B o B2C, es la necesidad de llevar a cabo una integración entre canales.

Y uno de los elementos de la estrategia de marketing que cada vez está tomando más relevancia son las redes sociales, que ocupan un lugar destacado con más tácticas de marketing tradicionales. Las redes sociales han dejado de ser un criterio deseable para convertirse en un pilar clave de una actividad intensa y de gran impacto.

Además, está claro que un uso efectivo de las redes sociales permite dejar a un lado sus propios retos de negocio internos.

Cada organización tiene su propio método para abordar las redes sociales, por ejemplo, los canales a los que dan prioridad las marcas B2B y B2C son diferentes. Por ejemplo, las marcas dirigidas a los consumidores se centran más en Facebook, mientras que las empresas B2B dividen sus iniciativas entre Facebook y LinkedIn.

Y así hasta llegar a los canales: las organizaciones deben contar con una estrategia sólida para implementar, supervisar y evaluar el éxito entre los canales. El enfoque holístico es crucial.

Para garantizar que los mensajes de la marca sean coherentes en todos los canales es preciso llevar a cabo un proceso consolidado de escucha, implicación y gestión. Dado que normalmente las empresas administran los canales de las redes sociales en silos, es indispensable poder compartir los recursos y centrar a los diferentes equipos en objetivos compartidos mediante un entorno compartido.

Los profesionales del marketing tanto de B2B como de B2C pueden beneficiarse mutuamente y aprovechar la tecnología para atraer a clientes, mejorar la calidad de las ventas potenciales y aumentar la fidelidad del cliente.

Todos sabemos que unas campañas son más eficaces que otras. Pero a través de una integración real entre los canales, ahora podemos evaluar con precisión el éxito en toda la organización y saber cómo se ha logrado.

Tanto si su público objetivo es de pequeño o gran volumen o si se trata de empresas o consumidores, una vez que las actividades están completamente integradas, la función de marketing puede resultar más valiosa a la hora de obtener ingresos y demuestra claramente el impacto comercial en la organización.

Gracias a que tenemos la posibilidad de integrar y compartir datos continuamente, podemos personalizar las interacciones en los canales y ofrecer contenido que impacte a los clientes. Ahora es el momento de tratar a los empleados como si fueran un público clave más, alineando e integrando procesos y compartiendo los mismos datos valiosos de forma interna. Potencie el papel de sus empleados para que puedan evaluar, refinar y repetir, y consiga que el 2015 sea el año de la mejor experiencia de sus empleados.


Póngase en marcha